La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co

En aras de impulsar esta alternativa de financiamiento en Colombia, la Asociación Colombiana de Empresas de Factoring (Asofactoring) le pide al Ejecutivo que apalanque este mercado con la compra  de cartera a las compañías factoring o a las cadenas productivas para que aumente su liquidez.

“Países como México, Brasil, Argentina, Chile y Perú cuentan con el respaldo de los gobiernos, que utilizando los bancos de desarrollo, son compradores de última instancia de la cartera comercial transada por el factoring lo que le da oxígeno a esta importante industria”, aseguró Eduardo Rincón, presidente del gremio que reúne a las empresas que hace factoring en Colombia.

Esto, a propósito de que existe un documento Conpes que instruyó a Bancóldex y al Banco Agrario para que impulsen a la mipyme y a la pyme, mediante la compra de cartera a las compañías factoring o a las cadenas productivas.

Y es que las empresas que utilizan este esquema de financiamiento reunidas en el Congreso Nacional de Factoring recriminaron que Colombia parece estar ajena a lo que sucede en esta materia en el exterior.

“Colombia no ha llegado hasta allí y es necesario hacerlo. Nuestro país no debe ser ajeno a lo que sucede  en naciones referentes que utilizan este esquema como una alternativa que beneficia a la cadena productiva”, puntualizó Rincón.

Con este mecanismo que entró en el país en 1995, las 95 compañías de factoring  que existen en la actualidad y que el año pasado movieron $74,7 billones, pueden obtener liquidez para sus negocios a través de pagarés, letras, cheques, CDTs, cartas de créditos, bonos de prendas y libranzas emitidas por el sector solidario.

Además, Asofactoring también planteó la necesidad de trabajar para que las mipyme, donde se ubican 99% de las empresas del país, se asocien en modelos cooperativos, mutuales, conglomerados, clusters y agremiaciones para que esto sume confianza y permita que se profundice el mercado de los seguros de crédito para el factoring.

“No es posible que no se tenga un seguro de crédito para el factoring en Colombia. En la medida en que tengamos mayores niveles de asociatividad en la cadena productiva, tendremos una mayor oferta de seguros, lo que, como es lógico, garantiza confianza para todas las partes”, sostuvo Rincón.

Otro de los grandes retos del gremio es la educación financiera y la masificación de las facturas electrónicas para disparar el comercio en el país y optimizar las gestiones de las compañías y la seguridad en el envío de soportes electrónicos.

“Somos conscientes de la necesidad de que el factoring electrónico dinamice mucho más el comercio, en favor de las micro y pequeñas empresas que, dadas sus características, son las que más se pueden beneficiar con este tipo de productos”, concluyó el presidente. 

Libranzas extrabancarias, en entredicho

En el último año se ha desatado una tormenta en torno a la problemática de las libranzas extrabancarias con las liquidaciones que fueron anunciadas recientemente por parte de la Supersociedades de las compañías Estraval y Elite. “Cualquiera puede prestar este servicio, por lo que se necesita no solo tener un capital, sino la educación para que este tipo de negocios se lleven correctamente, ya que en la actualidad hay muchas compañías con mucha plata en papeles, pero no tienen dinero para trabajar”, dijo Rincón a LR hace unos meses. 

La opinión 

Eduardo Rincón
Presidente de Asofactoring
“En otros países de la región, el Gobierno compra cartera comercial transada por el factoring, lo que da oxígeno a la industria”.