.
FINANZAS PERSONALES Créditos de libre inversión con tasas de 12% son una buena opción para endeudarse
martes, 11 de noviembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Lilian Mariño Espinosa - lmarino@larepublica.com.co

Si ocurrió algún accidente en su familia, o surgió un pago imprevisto y necesita recurrir a pedir prestado tenga en cuenta que las entidades financieras ofrecen tres alternativas para estos casos: las tarjetas de crédito, los créditos de libre destino y los cupos rotativos. Con el fin de que usted escoja la mejor alternativa y hasta pueda terminar ahorrando dinero en sus pagos futuros LR le presenta las tasas del mercado.

Para Carlos Fernández, coordinador del área de economía del Politécnico Grancolombiano “la mejor manera de hacerlo, es encontrando financiación que no sea tan costosa como la de las tarjetas de crédito. Es bueno acercarse a las instituciones financieras y adquirir un producto que tenga tasas más bajas”.

Hay figuras como los créditos de libre inversión o de consumo, que tienen una tasa de interés promedio de 17,59%, que en un año pueden terminar costándole en intereses lo mismo que le cuesta comprar en tarjeta de crédito a seis meses, ya que estas últimas tienen en promedio una tasa de 26,9%.

Por ejemplo, por un crédito de libre inversión de $1.000.000, a 12% efectivo anual, tasa de Corpbanca-Helm, puede terminar pagando en 12 meses $1.120.000, mientras que con la tarjeta terminaría pagando $1.410.980; los dos cálculos con las tasas más bajas del mercado.

Es por esto, que los créditos de consumo han tenido un crecimiento mayor en los últimos seis años, entre 20% y 30%. En este momento esa cifra se ha moderado, según cálculos de Bancolombia está entre 10% y 15%; que para los especialistas es un crecimiento más saludable.

Dentro de este panorama, Santiago Pérez, vicepresidente de personas y pymes de Bancolombia, explica que “a pesar de que en algunos casos haya tasas de interés más bajas, no hay que olvidar las cuotas de manejo, por lo que es mejor consultar con el bolsillo, comparar y escoger también por facilidades”.

Una de las ventajas que nombra Fernández, es que para adquirir los créditos de libre destino “es necesario realizar un presupuesto para saber exactamente cuanto va a pedir en el banco, lo que constituye otra ventaja sobre las tarjetas de crédito, que a pesar de tener un cupo límite no permite tener una planeación estricta sobre los gastos”.

A pesar de eso, según Beatriz Marulanda, experta del sector bancario de Marulanda Consultores, no hay que olvidar que “un beneficio de las tarjetas de crédito es que son un mecanismo que tienen la posibilidad de diferir a lo que se quiera, mientras que el crédito de libre inversión no tiene la flexibilidad en términos de pagos porque sale fijo. Obviamente las tasas son muchos más bajas, pero la tarjeta una vez se tenga el cupo es más flexible con la cuota”.

Otra dificultad que se nombra para los créditos de libre destino es la dificultad de adquirirlo, ya que depende de la experiencia con el sistema financiero, y puede durar entre dos o tres semanas, sin embargo, Pérez explica que si es una persona ya tiene crédito o tiene cupo con el banco puede adquirir el crédito inmediatamente. Y agrega que lo más importante al adquirir una deuda, sea con libre consumo o tarjetas es “no endeudarse más de 20% de sus ingresos”.

Fernández concluye que es bueno investigar los créditos con otras compañías de financiamiento como las cooperativas, que en promedio tienen tasas 17,7%, sin embargo Pérez afirma que la alternativa más barata siempre será el sector bancario. Ahora es usted quien decide.

Retos de la Banca en inclusión financiera
Durante el conservatorio de Inclusión Financiera que desarrollo Bancolombia, se trataron los avances y los problemas que busca combatir el sector. Dentro de los retos que resalto María Mercedes Cuéllar, presidenta de Asobancaria, está seguir combatiendo el efectivo y encontrando soluciones contra el 4X1000. También, equilibrar los cargos tributarios frente a los giros postales, modificar los cobros Ica, Retefuente y Reteiva que tienen las transacciones bancarias y buscar tasas de interés más bajas para la creación de créditos de montos bajos que reemplacen el llamado gota a gota y que ayuden a la inclusión financiera.

Las opiniones

Carlos Fernández
Coordinador economía Politécnico Grancolombiano

“Es bueno acercarse a las instituciones financieras y adquirir un producto con tasas más bajas, es decir, encontrar financiación que no sea tan costosa como las tarjetas”.

Santiago Pérez
Vicepresidente personas y pymes Bancolombia

“Lo primero que se le recomienda a la gente es que compare, ya que los bancos tienen tarifas muy buenas comparadas con el resto de entidades del sector”.