Industria

Cuarta Revolución Industrial


Cada vez es más importante para las empresas estar metidas en la onda de la innovación.

Más de 10% del PIB del mundo se moverá por esta herramienta a 2027.

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

Mucho se habla de las tecnologías emergentes y allí el blockchain ha tenido un gran protagonismo, en gran parte debido al valor del bitcoin, la criptomoneda que pasó de costar más de $58 millones por unidad el 15 de diciembre de 2017 y que hoy tiene un valor de $12 millones.

Pero blockchain no solo es para transacciones financieras ni de criptomonedas, también tiene beneficios para empresas de prácticamente todos los sectores y poco a poco se han implementado según el sector.
Para entender el tema, el blockchain es una cadena de bloques que están conectados para entregar información real, inmodificable a lo largo de cada punto de control. Es una base de datos que aumenta la eficiencia operacional.
La importancia y el crecimiento del blockchain es tal que, según cifras de Oracle, existen más de 2.500 patentes registradas y durante 2027, más de 10% del Producto Interno Bruto mundial estará utilizando blockchain.

El gerente general de Oracle Colombia y Ecuador, Jorge Arias, señaló que “las empresas están llamadas a entender que la transformación digital es más profunda que simplemente tener lo último en tecnología. Su significado se centra en crear experiencias simples, rápidas, personalizadas y confiables para que los clientes encuentren nuevas formas de crear flujos de generación de ingresos, y finalmente, simplificar y automatizar los procesos para que se vean reflejados en eficiencia operacional; por eso, es importante implementar soluciones que reinventen el modelo de negocio y faciliten los procesos en una organización”.

Y es que el blockchain funciona para todo tipo de empresas, sin importar el sector al que pertenecen o su tamaño.
Por ejemplo, una cadena de supermercados puede utilizar blockchain para conocer las materias primas de los productos que tienen en inventario, rastrear los materiales que se utilizaron en su producción, los diferentes hitos de la venta, como por ejemplo el día que se hizo la orden de compra, la fecha de facturación, la hora exacta en la que el establecimiento lo recibió y la información del cliente al que fue entregado.

Un hospital puede monitorear la calidad de las medicinas que adquiere, seguir de cerca los componentes utilizados, controlar el inventario y tener información exacta y detallada, en tiempo real, del lugar donde están almacenados o el nombre del colaborador que lo entregó al paciente, quien también puede tener su historial clínico en este formato, protegido con altos estándares de seguridad.

De esta manera se tiene un completo escenario del ciclo de vida de los productos, lo que disminuye la pérdida de productos en el proceso, elimina la falta de información, sirve como respaldo ante diferentes solicitudes y aumenta la calidad, al poder monitorearse todos los elementos que lo componen y que se utilizaron para su elaboración.

Hoy se vienen desarrollando programas piloto con diferentes organizaciones de diversas industrias, como empresas prestadoras de salud, aseguradoras, manufactureras y del sistema financiero, además de entidades regulatorias del Gobierno.

De hecho, el superintendente Financiero, Jorge Castaño, agregó que en Colombia, ya se cuenta con un sandbox (un sistema de seguridad digital) “en el que se pueden proponer casos de uso y aplicaciones concretas que utilicen blockchain; sin embargo, es claro que esta tecnología está en proceso de maduración y, por lo tanto, el uso responsable de la misma y la gestión de los riesgos asociados representa todo un reto para la industria, los usuarios y las autoridades, no solo en Colombia sino a nivel mundial donde también se están dando las mismas discusiones”.

¿Cómo evoluciona esta tecnología en Colombia?
Hoy se estima que por cada 10 empresas del país, solo una está acudiendo al blockchain, y otra más está buscando asesoría. Por esto, la tecnología está en pleno desarrollo. Analistas de TigoUne señalaron que aún hay que “avanzar en la legislación en torno a la tecnología de blockchain, el Gobierno viene dando pasos en pro de establecer políticas sobre esta tecnología. Además de esto, la tecnología blockchain se puede convertir en una habilitadora para la adopción de la red 5G”, por lo que su maduración se podría dar hasta después de 2022.