Hacienda

Candidatos a las elecciones regionales 2019


En LR le presentamos a los candidatos líderes en las encuestas por la carrera a las alcaldías y gobernaciones

Dentro de la serie de Insides con los candidatos a las alcaldías, Jaime Pumarejo conversó con LR sobre sus propuestas para la administración de Barranquilla.

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

Dentro de las propuestas de Jaime Pumarejo para la Alcaldía de Barranquilla, el candidato se ha comprometido a continuar con las líneas de gestión y gobierno de Alejandro Char y Elsa Noguera. En Inside LR, el exministro de Vivienda habló sobre las expectativas que tiene y sobre cómo espera proyectar la ciudad si llega a ganar.

¿Cuáles proyectos mantendría y cuáles cambiaría?
Toda la línea de proyectos continúa, renovación de infraestructura como ‘Barrios a la Obra’, el sistema de parques, proyectos sociales, como el deporte y la cultura, no solo deben mantenerse sino incrementarse. Tenemos la oportunidad de dar un salto muy importante en el desarrollo empresarial y mejoramiento del empleo.

Barranquilla se ha endeudado para realizar las obras de infraestructura. ¿Cómo estabilizar las finanzas de la ciudad?
Recibimos la ciudad en 2008 en una situación de endeudamiento precaria, un presupuesto que superaba a duras penas $600.000 millones, deudas reconocidas de $500.000 millones y deudas no oficiales que superaban $200.000 millones.

Hoy tenemos la más alta calificación de crédito que se puede otorgar en Colombia, AAA por Fitch, somos una entidad sólida ante las entidades financieras. Barranquilla supera ya en presupuesto los $3,5 billones, su deuda bancaria es $1,5 billones. Barranquilla hoy tiene una cobertura de deuda mejor y una perspectiva del crecimiento de sus ingresos estable.

La ciudad tiene el desempleo más bajo, ¿cómo lo mantendrá?
La tasa de participación ha aumentado drásticamente, hemos sostenido una tasa de desempleo baja aún cuando el número de barranquilleros que han entrado a trabajar ha venido creciendo. Cada año más barranquilleros entran a trabajar. Hemos sido la ciudad que en términos per cápita más ha generado empleos industriales, de manufacturas y comercio. Es un reto importante mantener eso.

Además, el reto más grande será ganarle la guerra a la informalidad. Volviendo cada día a esos informales para que se vuelvan microempresarios, a través de capacitaciones, también para las madres cabeza de hogar y los jóvenes que quieren entrar al mercado laboral.

¿Cuál es su apuesta de crecimiento y PIB?
Dar una cifra per se es comprometernos un poco y jugar a gurús que no somos. Tenemos que seguir siendo el aliado estratégico del empresario, crear un clima de negocios donde la gente encuentre un gran capital humano y una fortaleza en infraestructura de capital. Generar grandes cambios como el sector portuario y logístico, asegurarnos que el canal navegable sea navegable durante los 12 meses del año y que apostemos para que el puerto de aguas profundas sea un proyecto público-privado. Que ojalá el Distrito, el Gobierno y la Gobernación inviertan y lo saquemos adelante y se convierta en uno de los puertos más eficientes de la gran cuenca del Caribe.

LOS CONTRASTES

  • Alfonso Salas Gerente Sociedad Portuaria Cartagena

    “Barranquilla es una gran ciudad, el puerto es un componente importante, el propósito del megapuerto es constructivo, lo importante es conocer cómo será el proyecto”.

¿Cómo alinearía su mandato con las políticas nacionales?
En Barranquilla se ha venido viviendo y trabajando la economía naranja desde hace muchos años. Tenemos proyectos como el carnaval, grandes artistas plásticos, grandes gestores culturales. Se estima que en los próximos años el turismo de destinos culturales, gastronómico y de ciudad va a superar el destino de sol y playa para viajeros internacionales. Tenemos que ser una ciudad destino.

¿Piensa mantener el programa de obras?
En nuestro caso dividimos las obras en dos ejes: mejoramiento integral de barrios y grandes obras de cambio en la infraestructura, hablábamos de la renovación de la Ciénaga de Mallorquín, el poblamiento de las 400 hectáreas que se están construyendo frente al Malecón y obras de infraestructura para mejorar la movilidad y el sistema integrado de transporte. Esos proyectos suman más de $10 billones, la mayoría de ese presupuesto puede venir del presupuesto local, pero se necesita una cofinanciación.

¿Qué ha pasado con el megapuerto de aguas profundas?
A través de nuestra Empresa de Desarrollo hicimos el estudio de factibilidad para entrar como socios desde el Distrito de Barranquilla. Una de nuestras grandes apuestas para los próximos cuatro años es apostarle a la construcción del puerto como inversión pública. A la Nación se le ha venido haciendo esta propuesta y ve con buenos ojos la coparticipación en esta empresa, y llamar a cualquier privado que nos quiera acompañar a operar e invertir y que se haga socio. En pocas palabras, le tocó al Estado, le llegó la hora de invertir para crear esa gran empresa que va a ser el gran motor de desarrollo logístico de la ciudad y de Colombia.

¿Está de acuerdo con la sobretasa para aliviar las finanzas de Electricaribe?
Electricaribe es un tema de mucha complejidad, un operador que por muchos años no invirtió lo que tenía que invertir. Aplaudimos la línea del Gobierno de asumir el pasivo pensional; segundo, creemos que es una deuda histórica con una región que tiene unas necesidades básicas insatisfechas altas. Si el Gobierno tuviera otras opciones de financiación estoy seguro que las propondría.

La división puede ser la solución para que sea atractivo tomar ese riesgo. Como Atlántico y Barranquilla podríamos asumir la empresa de electrificación si la dividiéramos solo para nuestro departamento y buscar un operador calificado para administrarla, y en menos de un año la mayoría de la inversión que necesita podría ser asumida por los entes territoriales.