.
Hacienda

Candidatos a la Alcaldía de Bogotá 2019


En LR le presentamos las propuestas de los candidatos más opcionados a la Alcaldía

"Las empresas de servicios públicos de Bogotá seguirán siendo de propiedad pública"

sábado, 4 de mayo de 2019

Claudia López aseguró que le gusta el modelo mixto con el que funcionan empresas como el GEB y la ETB

Carlos Gustavo Rodríguez Salcedo

Metro, metro y más metro. Ese será uno de los mantras de la candidata Claudia López de llegar a ganar la Alcaldía de Bogotá, según reveló en Inside LR, además de asegurar que entre sus planes no está privatizar ninguna de las empresas públicas de la capital. López, además, consideró que el Distrito no debe abusar del cobro de la valorización, destacó los avances en seguridad y abrió la posibilidad de replicar el modelo de Ruta N que funciona en Medellín.

¿Qué es lo que está bien en Bogotá y qué no?
Bogotá tuvo 16 años de mejora continua desde Jaime Castro, Enrique Peñalosa uno, Antanas Mockus uno y hasta Lucho Garzón y luego lleva 12 años de desgracia. Primero, por la corrupción y luego, por la peleadera y la saboteadera. Me parece que en este momento Bogotá lo que necesita es que nos unamos como ciudadanos. Ese es mi llamado: unámonos como ciudadanos por encima de las diferencias políticas por Bogotá. A mí me parece que hay que tener el carácter para corregir lo que va mal.
¿Qué va mal? La movilidad va muy mal. El metro, como va, va mal. Al fin conseguimos la plata, y cuando conseguimos la plata, Peñalosa nos quiere tumbar la mitad del metro y dejar a Suba y a Engativá, que es el equivalente de una ciudad como Medellín, sin metro durante 40 años más. Hay que corregir el Transmilenio por la Séptima que en buena hora la Procuraduría sí nos escuchó. En seguridad, va muy bien el homicidio. Yo creo que fue un acierto de Enrique Peñalosa haber creado una Secretaría de Seguridad, pero vamos muy mal en hurto, que está disparado. Eso hay que corregirlo.

¿El presupuesto de $25 billones es suficiente?
Las prioridades me parece que están bien en movilidad, educación y salud. Añadiría una cuarta: seguridad. Esas son las cuatro prioridades de inversión. Hay que mantener esas prioridades. Ahora no podemos abusar del bolsillo de los bogotanos. Yo creo que Bogotá no está para seguir subiendo impuestos, mucho menos después de que el presidente Duque le mintió a Colombia: nos prometió que iba a subir el empleo y a bajar los impuestos y ha hecho exactamente lo contrario. Ha subido el desempleo y han subido los impuestos. ¿Qué ha hecho mal el alcalde Peñalosa? Ha abusado de la valorización para imponerle centros culturales que nadie pidió en estratos acomodados.
Creo que tenemos que pensar en fuentes que nos autorizan como, por ejemplo, el parqueo en vía. Creo que Bogotá es una de las pocas metrópolis del mundo en la que el parqueo en vía es gratuito. Ese es un recurso público extraordinario. Ya tenemos autorización legal de usarlo. Habrá que reglamentarlo. Habrá que buscar mejor cofinanciación con el Gobierno Nacional, ya que nos está exprimiendo que nos devuelva, porque Bogotá no es una vaca lechera. A Bogotá también hay que tratarla con respeto y con consideración, porque Bogotá es el gran motor de la economía nacional.

LOS CONTRASTES

  • José Stalin RojasDirector del Obs. de Movilidad U. Nacional

    “Estoy de acuerdo con ampliar el metro. Los estudios que se han realizado indican que se necesita una solución de movilidad para Suba y Engativá”.

¿Cuál sería esa forma de amalgamar su programa de Gobierno con el de la Presidencia?
Ya tuve la oportunidad de trabajar y compartir cuatro años en el Senado con el presidente Iván Duque. Tuvimos una relación muy amable, muy respetuosa. Luego competimos en la campaña presidencial, igualmente, en muy buenos términos. Va a ser una relación institucional respetuosa alrededor de tres prioridades muy concretas: la primera, el tema de seguridad, porque para mejorarla necesitamos incrementar y vamos a llegar a por lo menos 3.000 policías por turno. Eso es un esfuerzo fiscal de inversión tanto del Gobierno Nacional como nuestro. El segundo tema con el que tenemos que trabajar con el Presidente es el paquete de movilidad. Esta ciudad está trancada, Bogotá está perdiendo inversión, empresarios, empleo porque aquí la gente no se puede mover. Entonces, yo sí le quiero decir al Presidente de la República que vamos a tener que armar un gran paquete de infraestructura, no solo de Bogotá sino de la Región Sabana unida.

La tercera prioridad será que, de una vez por todas, de común acuerdo, con los ciudadanos, alcaldes, el gobernador, los representantes y senadores de Bogotá y Cundinamarca hagamos la reforma constitucional y legal que se necesita para conformar la Región Metropolitana Sabana Unida o como la queramos llamar. De manera que podamos tener una autoridad metropolitana de transporte, una autoridad metropolitana de ordenamiento territorial y ambiental que nos permita aprovechar las oportunidades sociales de equidad, de empleo y de inversión que tenemos como región.

¿Cree en el modelo mixto con el que se administran empresas como Grupo Energía Bogotá?
Sí. El Grupo Energía Bogotá es un ejemplo mundial de éxito, de un manejo mixto donde la propiedad se mantuvo pública y se debe mantener pública. Las empresas públicas y las empresas de servicios públicos de Bogotá son un patrimonio de los bogotanos y van a seguir siendo públicos. Me parece una torpeza pretender privatizarlos. No creo que en eso haya que hacer cambios en mi administración. Las empresas de servicios públicos de Bogotá seguirán siendo propiedad pública, patrimonio público de la ciudad, pero habrá modelos mixtos de gerencia y de coinversión.

¿Qué haría con la ETB?
En ese caso yo cambiaría la política del alcalde Peñalosa, que desde su primera administración tenía el sueño de privatizarla completamente. La empresa es un gran patrimonio bogotano, le habían metido una inversión. De las cosas extraordinarias que hizo Gustavo Petro, que le metió una inversión de renovación tecnológica a la Empresa de Teléfonos de Bogotá extraordinaria. Peñalosa trancó esa inversión, la modernización, la actualización tecnológica, con la ilusión de que si la debilitaba, la podía vender. Lo digo con claridad: yo no la voy a vender. Voy a retomar el camino de modernización tecnológica.

¿Cómo funcionará el fondo de inversión que propone?
Según la Cámara de Comercio, hay 369.000 empresas radicadas en Bogotá. De esas 317.000, o sea 86%, son microempresas. Esas microempresas necesitan pocos trámites, pocas trabas y acceso a crédito para innovación tecnológica. Yo anuncio desde ya que vamos a aprender de la experiencia, por ejemplo, de Ruta N en Medellín. Bogotá tiene que tener una ruta institucional de ciencia, tecnología, emprendimiento e innovación.

Eso necesita un fondo de inversión donde vamos a arrancar más o menos con $400.000 millones para incrementar la competitividad, incrementar la productividad, ayudarles a usar la factura electrónica. Eso suena a muy poca cosa para las grandes empresas, pero para las pequeñas y medianas empresas nos ayuda a reducir la evasión.

¿Usted está de acuerdo con la valorización?
Mire la valorización es un muy buen instrumento, muy sensato de financiación, porque es cierto que cuando se hacen grandes obras de infraestructura de conectividad vial, de habilitación de suelo, se sube el valor de nuestras viviendas sin que nosotros tengamos ningún mérito cierto y simplemente nos beneficiamos de una obra. Pero el problema es que se ha desnaturalizado la valorización.

¿En su gestión habrá metro?
Va a haber metro sí o sí. Bogotá no va a seguir botando plata a la caneca y haciendo renders mientras sus ciudadanos están trancados. Sí va a haber metro y lo que va a haber, como decía mi buen amigo Antonio Navarro, con el que estamos trabajando de la mano, es que lo que Bogotá necesita es metro y metro y más metro.