Como principal cliente del combustible, Porsche planea en la primera fase utilizar los e-fuels de Chile en proyectos específicos

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

Siemens Energy, junto con el fabricante de autos deportivos Porsche y un grupo de compañías internacionales, está desarrollando e implementará un proyecto piloto en Chile que se espera sea la primera planta integrada, comercial, a escala industrial del mundo para producir combustibles sintéticos neutrales para el clima (e-fuels).

En la fase piloto, se producirán alrededor de 130.000 litros de e-fuel. En dos fases adicionales, la capacidad se incrementará a unos 55 millones de litros anuales de e-fuel para 2024 y alrededor de 550 millones de litros anuales hacia 2026. Porsche será el principal cliente del combustible verde. Otros partners del proyecto son la compañía energética AME, la petrolera chilena Enap y la energética italiana Enel.

El proyecto piloto “Haru Oni” en la provincia de Magallanes aprovecha las excelentes condiciones del viento en el sur de Chile para producir combustible climáticamente neutro con la ayuda de energía eólica. Como parte de la estrategia nacional de hidrógeno alemana y para apoyar el proyecto, Siemens Energy recibirá unos US$9,6 millones del Ministerio Federal de Economía y Energía, según anunció la entidad.

“El desarrollo de una industria de energía sostenible requiere un replanteamiento. La energía renovable ya no se produce solo donde se necesita, sino donde los recursos naturales como el viento y el sol están disponibles en grandes cantidades”, expresó Christian Bruch, CEO de Siemens Energy.

Como principal cliente del combustible, Porsche planea en la primera fase utilizar los e-fuels de Chile en proyectos específicos. Entre ellos se prevé el uso de e-fuels en vehículos Porsche para automovilismo deportivo. La inversión inicial de la empresa es de aproximadamente US$24 millones.