La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Adriana Serrano - aserrano@larepublica.com.co

Durante la semana digital de Colombia en California organizada por Proexport, se llevó a cabo un panel con tres empresas colombianas que han tenido éxito en Silicon Valley: Heisohn, Globaltech Bridge y Koombea.

Dentro de la charla se buscó explicarle a los casi 30 empresarios que participan en la misión exploratoria en San Francisco, las fases y las claves para que una compañía colombiana pueda llegar al valle y pueda ser competitiva. 
 
Según Constanza Nieto, fundadora y CEO de Globaltech Bridge empresa especializada en ayudar a empresas Latinoamericanas a llegar a Silicon Valley, es importante que las compañías primero exploren el mercado mundial y hagan productos y servicios que sean relevantes para el mercado. Nieto asegura que "no tiene que ser algo muy grande, puede ser algo pequeño pero que marque la diferencia para este mercado". 
 
Como segunda clave es importante que las compañías entiendan que no pueden abarcar todo el mercado, deben especializarse en lo que saben y en lo que quieren hacer, saber cuál de las áreas es clave y enfocarse en un sólo segmento. 
 
"Es mucho más fácil hacer Top of Mind y crecer en el medio si se tiene esto claro", concretó Jonathan Tarud, CEO de Koombea, compañía con sede en Barranquilla y Palo Alto especializada en desarrollo de aplicaciones móviles. 
 
Y tercero, una vez se esté en el valle hay que generar "micronichos", integrarse a las redes negocios. Según los panelistas, Silicon Valley es una comunidad que se basa en la confianza y en la informalidad, sí se hace una buena relación y un negocio termina en buenos términos, "la ciudad te lo retribuye". 
 
En cuanto a la informalidad, según Diana Gómez de Heisohn, la diferencia es en la metodología, como las relaciones son basadas en la confianza son mucho más ágiles, "desaparece casi toda la documentación que hay en Colombia", se enfocan en cómo ser más eficientes. 
 
Las ventajas a la hora de competir
Los tres panelistas coincidieron en que la gran ventaja que tiene Colombia a la hora de hacer negocios en el sector tecnológico de California es la compatibilidad cultural. A diferencia de India, "los colombianos conocemos el 'state of mind' de los estadounidense", afirmó Jonathan Tarud. 
 
Existe además un mejor nivel de inglés, y algo que les gusta a los clientes locales es la proactividad de los latinos en el proceso de diseño, que según Constanza Nieto baja el total cost of ownership, generando un diseño más eficiente. 
 
Los panelistas coincidieron en que las tecnologías que están siendo demandadas son: desarrollo, servicios de consultoría, gente con experiencia en e-commerce, aplicaciones móviles y servicio es en la nube.