La nueva estación de la cadena RCN tendrá un enfoque hacia el público millennial, y les ofrecerá contenidos sobre bienestar y estilo de vida

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

La radio ha acompañado a los colombianos desde siempre, y así lo seguirá haciendo, pues es un medio gratis que está al alcance de todos para informar y entretener las 24 horas del día. Jorge Enrique Roa, gerente ejecutivo de producción y programación de RCN Radio, habló sobre el regreso de Radio Fantástica a Bogotá y Cali, además de su nuevo enfoque hacia los millennials con contenidos concretos y no muy largos.

¿Qué va a pasar con 104.4 Amor?

Estamos haciendo una transformación, pero 104.4 Amor no va a salir del aire, solo va a pasar al ambiente digital, va a estar reposando en nuestra plataforma de RCN Mundo, donde se encuentran varias emisoras virtuales. Ya no está en lo análogo, sino en ambientes digitales.

En ese portal es donde están todas nuestras marcas, es donde la gente puede acceder para escuchar las emisoras de todo el país en lo digital.

¿Por qué se hizo el cambio hacia lo digital?

Decidimos hacer el cambio porque 104.4 Amor tiene un posicionamiento muy enfocado hacia el tema de las baladas en español y lo que queremos hoy en día es tener ambientes mucho más transversales y que conecten a un público un poco más amplio, más contemporáneo, donde converjan los millennials y los adultos jóvenes.

Es muy difícil encontrar una conexión con solo un género musical, porque la gente consume varios géneros, pero lo que sí conecta es un solo concepto, que lo que suene allí son baladas que acarician la parte romántica de las canciones, eso quiere decir que todas las canciones que suenen en Amor tienen una connotación de música romántica, pero dentro de eso están la mayoría de géneros que se relacionan con estos ritmos y que tienen ese tipo de letras.

LOS CONTRASTES

  • Christian DiebCEO de Mediabrands IPG

    “La radio está en el ADN de los colombianos. Puede que el streaming y los podcast crezcan, pero la radio sigue porque es gratuita y conecta las zonas más apartadas”.

¿Cuál será la apuesta de Fantástica?

El ambiente Fantástica no solo se enfocará en las baladas, sino muchos otros que conectan con la generación millennial, que es uno de los objetivos en nuestro cambio de marca.

¿En dónde estará disponible Radio Fantástica?

Nuestra idea es que en Bogotá los oyentes la puedan sintonizar en el dial 104.4, que es donde estaba Amor, y también llegaremos a Cali en la frecuencia 98.0 en la que se encontraba Rumba Estéreo que también pasará al ambiente digital; sin olvidar a Medellín, en donde suena hace varios años en la frecuencia 96.9, en FM.

¿Qué contenidos tendrá Fantástica?

Vamos a tener en cuenta varías cosas. Lo primero es contenidos muy sólidos en periodos más cortos, porque el principal activo de un millennials es el tiempo, ellos conectan, pero no con tiempos muy prolongados.

Hablaremos de temas de bienestar y de estilo de vida, serán contenidos que se amolden a los tiempos de ellos, muy concisos y cortos. También habrá temas que le aporten a la generación, de tecnología, actualidad, y demás.

¿Cuándo harán el cambio?

En Bogotá será el próximo 11 de agosto y en Cali, lo haremos a finales de ese mismo mes.

¿Seguirá centrándose en la música?

Hoy en día la gente tiene mayores exigencias y lanzar una marca en donde su promesa solo sea la música, se queda corta, faltan otros ingredientes que atraigan a las audiencias y las conecten.

La música seguirá, pero será un complemento, no el eje central de la emisora.

Lo digital complementa lo análogo

Muchas personas han dicho que con los avances tecnológicos podrían desaparecer los medios tradicionales como la radio, pero Roa afirmó que “el principal aliado de la radio es lo digital con todos sus ambientes. Ha revitalizado a todas nuestras marcas y nos ha permitido tener audiencias que jamás hubiéramos soñado. El crecimiento de nuestras marcas en ambientes digitales ha sido exponencial en la medida en que hemos mejorado los contenidos y hemos podido enfocarnos a los nichos“.