La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Andrés Quintero Vega

Iván Cancino, abogado defensor de Ramírez, aseguró que “en nuestro poder tenemos una infinidad de documentos que prueban que desde la persona más importante en Cemex estaban enterados de esos movimientos”. Cancino añadió que “Cemex ha implementado una política del silencio y del miedo a sus empleados (...) Expulsaron al señor Ramírez y no le dejaron sacar ni siquiera las cosas personales de su oficina. Ya enviamos tres derechos de petición para que le entreguen esos implementos personales a la mayor brevedad posible”.

Además de tener los documentos que demuestran que todo fue aprobado por la cementera, Cancino argumentó que la operación en Maceo “no tiene nada de ilegal y Cemex no sé con qué propósito ha querido enturbiar un tema que es de fácil explicación para las autoridades”.

El exvicepresidente tenía dentro de sus tareas estar pendiente desde el primer momento de las negociaciones para instalar la planta de cemento en Maceo en Antioquia. Fue él quien habló de primera mano con Eugenio Correa cuando se firmó el contrato en agosto de 2012 entre la cementera y los hermanos Ochoa Restrepo (dueños del predio y de los títulos mineros), quienes designaron a Correa para hacer el negocio.

Hasta el momento, Ramírez no ha sido llamado a declarar por la Fiscalía General de la Nación, a la cual Cemex le entregó información sobre la auditoría interna que destapó el escándalo en la firma, pero iniciará un proceso por daños y perjuicios contra la cementera.

“Independientemente de la decisión que tome la Fiscalía, estamos trabajando en un proceso laboral por daños y perjuicios por retiro injustificado. La cifra que se pedirá como indemnización aún no se ha establecido. Hay que decir que el señor Ramírez sí recibió una liquidación de Cemex pero para nosotros no es ajustada ya que hay otros perjuicios”, aseveró Cancino.

En cuanto a la relación entre el predio, José Aldemar Moncada y Cemex, el abogado afirmó “que nunca se negoció con personas al margen de la ley y nunca se negoció pensando que era un tema ilegal”.

La opinión 

Iván Cancino
Abogado defensor de Édgar Ramírez
“Independientemente de la decisión que tome la Fiscalía estamos trabajando en un proceso laboral por daños y perjuicios”.