El operador celebró la "oportuna intervención de la Procuraduría", y aseguró que seguirá con su obligación moral de denunciar las irregularidades

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

Después de que el presidente del Banco Agrario, Francisco José Mejía, negara las acusaciones realizadas por Claro y afirmara que la carta de este operador contiene "acusaciones, a nuestro juicio, temerarias e infundadas contra el Banco Agrario", la compañía de telecomunicaciones celebró la "oportuna intervención de la Procuraduría.

Además, afirmaron que procedieron a recusar a Mejía y al comité evaluador pues "el hecho que el Presidente del Banco Agrario haya anunciado un ganador en un proceso de selección que no ha sido adjudicado aún, constituye un claro prejuzgamiento, desconociendo la imparcialidad que debe caracterizar a quienes deben tomar una decisión en un proceso de selección objetiva".

Esto con el fin de que sean nuevas personas las que analicen la evidencia y tomen una decisión "libre de cualquier conflicto" sobre el contrato.

El presidente del banco también afirmó en diversos medios que esta conducta de Claro se ha vuelto una constante en los procesos de licitación con entidades del Estado, y que la utilizan como medida para presionar y tumbar los contratos en los que no salen favorecidos, sin embargo, el operador de América Móvil, reiteró su denuncia y dijo que "siempre cumplirá con su obligación moral de poner en conocimiento las irregularidades buscando reglas claras y procesos transparentes que garanticen el mayor beneficio para las entidades públicas contratantes".