lunes, 7 de octubre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Colprensa

El corregimiento cartagenero de Barú inauguró ayer su nuevo kiosco Vive Digital con la presencia del ministro Tic, Diego Molano, y el alcalde, Dionisio Vélez. 

El kiosco, dotado con 7 computadores de última tecnología, teléfonos interno y externo, impresora multifuncional, televisor, dvd, entre otros los elementos, es ahora el punto de conexión de Barú con el mundo exterior. 

“A partir de hoy en este kiosco un estudiante de Barú tiene acceso a toda la información del mundo igual que un niño rico que va a un colegio privado en Cartagena, Bogotá, Miami o Londres. Porque todo es igual y tienen las mismas oportunidades”, expresó el ministro en el acto inaugural. 

El kiosco es un centro de acceso comunitario de internet donde los habitantes de esa población pueden usar las nuevas tecnologías, estar en contacto con sus familias, aprender con los programas virtuales y los niños pueden hacer las tareas. 

“Lo que estamos haciendo es masificando internet. Que el internet llegue sobretodo a los lugares más apartados. Como este kiosco estamos inaugurando 5.300 en todas las zonas rurales de Colombia”, agregó Molano. 

Además indicó que el ministerio está trabajando con los alcaldes para que haya más antenas y los operadores tienen que poner más de 1.500 antenas para mejorar la calidad del servicio. 

Por su parte, el alcalde de Cartagena celebró la puesta en marcha del kiosco al considerar los beneficios que traerá a la población. “Darle esta accesibilidad a los niños es un paso enorme y tenemos que agradecerlo. Estamos trabajando de la mano con el Ministerio para que haya una cobertura total en materia de internet en Barú. Esta es la conexión de Barú no solamente hacia Cartagena y hacia el país sino hacia el mundo entero. Eso es lo que tenemos que aplaudir”, dijo. 

El alcalde se comprometió además a colaborar en la consecución de acondicionadores de aire para el kiosco de manera que las temperaturas bajen y el ambiente sea más agradable para quienes utilicen sus servicios. 

“Ahora podemos tener más acercamiento hacia la Alcaldía porque la dificultad de acceso no nos lo permitía. Además los chicos pueden tener una opción de estudio virtual luego de que terminen el bachillerato”, expresó Rubi Arcila Valenzuela, coordinadora del Kiosco. 

Ella, además contó que el kiosco ya tiene historias para contar, como la de un pescador analfabeta, de 50 años que lo utiliza para ver noticias, partidos de fútbol y jugar. Hay un joven que está estudiando virtualmente y otro que conversa con sus amigas de Sicilia y Brasil. Y un niño de 10 años que está aprendiendo a leer y escribir de manera virtual.