.
ECONOMÍA

Tecnología, valor agregado y cooperativismo, las lecciones del modelo agrícola de Brasil

miércoles, 13 de noviembre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ximena Ramírez

En medio de un momento especialmente coyuntural para el sector agropecuario nacional, el exdirector de la Secretaría Ejecutiva del Ministerio de Agricultura de Brasil, Aguinaldo De Lima, presentó, en diálogo con LR, las lecciones de éxito que en su opinión le puede dejar a Colombia el modelo agrícola del gigante latinoamericano.

La sociedad brasileña dispone hoy de un sistema agropecuario competitivo y de extrema relevancia internacional. ¿Cómo llegaron a ese nivel?

Confluyeron varias oportunidades. La estabilización económica de Brasil a partir de 1994, el despertar del comercio con la China por su necesidad de alimentos y el desarrollo de una tecnología muy propia. Estos factores permitieron que hoy Brasil tuviera la condición de ser el exportador de alimentos del mundo.

Precisamente el sector tiene gran relevancia en el PIB nacional...
Así es, 23% pesa el sector en el PIB nacional. Para tener una idea, en el primer semestre de este año el PIB total de la economía de Brasil creció 2,3%, mientras que la agricultura creció 14,8%. Esto es sin duda porque Brasil tiene una vocación agrícola muy explotada dada la riqueza en recursos.

¿Cuáles son las fortalezas del modelo agrícola brasileño que podríamos replicar en el país?
Son varias cosas. Es clave especializarse y ver la vocación de producción del país, qué productos pueden ser competitivos y cómo agregar valor. En ese aspecto juega un papel importante el cooperativismo. En Brasil hay cooperativas de grandes, medianos y pequeños productores en igualdad de condiciones. Por ejemplo, en café, las cooperativas participan con el 30% del negocio del producto.

También el desarrollo de una tecnología muy propia. Hasta los 70 había una importación de tecnologías de países que producían en climas templados, muy diferentes a los tropicales. A partir de 1970 empezaron las investigaciones con semillas y manejos propios condicionados a nuestro clima tropical, de allí el gran éxito de nuestro agronegocio, porque con tecnología apropiada para el clima de Brasil empezamos a tener crecimientos acelerados en la productividad.

Colombia tiene bajos niveles de productividad, ¿qué hacer en esta materia?
Sí, eso me dejó impresionado, por ejemplo en 1990 yo venía a ver el modelo cafetero de Colombia y era inspirador, hoy este país tiene niveles de productividad de 11 sacos por hectárea, un tercio de lo que producimos nosotros. El promedio brasileño son 24 sacos. Ahí me parece que es clave la tecnología y la innovación.

El sector agro colombiano está en crisis, cuando usted lo estudia, ¿qué pecados encuentra?
El agro colombiano tiene un alto potencial, pero es necesaria una integración entre el sector público y privado, lo que hay que entender es que no es una obligación exclusiva del sector público. Es necesario que los privados (pequeños, medianos y grandes) hagan un pacto de oportunidades. Mientras la agroindustria vaya por su lado, los pequeños productores por otro y los grandes por otro, el fortalecimiento del sector no se va a lograr. Todos se deben subir al mismo barco.

¿Qué piensa de los subsidios?
En Brasil, a diferencia de lo que muchos creen, hay pocos subsidios, la agricultura familiar sí los tiene. La crisis de precios de café, por ejemplo, está muy fuerte, y por eso hay un programa de opciones de compra de 3 millones de sacos con un 25% más que los precios del mercado, pero acceso a esto solo lo tienen los pequeños productores y ninguno puede negociar más de 500 sacos. Entonces son subsidios muy distribuidos, con limitaciones.

Si no son los subsidios, ¿cuál es la respuesta ante precios deprimidos y revaluación?
Los productores deben volcarse a vender con valor agregado. Tienen que tener agroindustrias, deben producir con visión de cadena para ganar competitividad. Mientras se piense en una agricultura con productos primarios, el negocio no va a ser rentable.

Hay posibilidad de desarrollar la Altillanura colombiana como sucedió con el cerrado brasileño. ¿De qué depende?
Insisto que contamos con una tecnología que permitió una investigación del Cerrado y en este desarrollo jugó un rol importante la institucionalidad con Embrapa (compañía de investigaciones). Colombia debe aprovechar el potencial de la Altillanura, esto requiere grandes inversiones, Brasil tardó 25 años para lograrlo.

La opinión

Juan José Echavarría
Director de la comisión por la competitividad e institucionalidad cafetera

“Desde la Comisión Cafetera estamos estudiando el modelo cafetero brasileño puesto que este país ha alcanzado grandes niveles de productividad por hectárea”.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE ECONOMÍA

Laboral 01/03/2024 Con subsidio pensional a adultos mayores hay beneficios sociales y aumento de gasto

Ante el anuncio, Jaime Dussan, presidente de Colpensiones aseguró que la medida gastaría $2 billones de los $500 billones del PGN

Laboral 28/02/2024 La oposición no permitió alcanzar el quórum para votar en el debate de la pensional

Aunque se alcanzaron a resolver la mayoría de impedimentos presentados, faltaron cinco para terminar los 50 que estaban en debate

Construcción 29/02/2024 En menos de 12 meses, la banca ha bajado 278 pb la tasa de interés de los créditos VIS

Según el presidente de Asobancaria, Jonathan Malagón, en la medida en que disminuyan las tasas de interés reactivaría el sector