Claudia López aseguró que si no se hubieran hecho cuarentenas desde el 12 de julio el sistema de salud de Bogotá hubiera colapsado

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, confirmó que nueve localidades entrarán nuevamente a cuarentena, como parte de las medidas que ya viene tomando la Alcaldía Mayor de restricciones desde el pasado 13 de agosto hasta el 30 de este mes.

A partir del domingo 16 de agosto y por las próximas dos semanas, entrarán en cuarentena las localidades de Usaquén, Chapinero, Santa Fe, Antonio Nariño, Teusaquillo, Puente Aranda, y La Candelaria.

Con la integración de las nuevas localidades alrededor de 50% de la ciudad tendrá restricciones, y en los próximos días se presentará un nuevo modelo de ciudad, en el que las actividades productivas podrían operar solo en ciertos días. "Vamos a hacer un intento de una normalidad que no nos dure solo dos o tres semanas", dijo López.

"Hacer el turno de cuarentenas por localidades ha servido, las cuarentenas que hemos hecho focalizadas han tenido un impacto muy positivo en bajar la velocidad del contagio y que empecemos a estabilizarnos", dijo la alcaldesa.

Según López, antes de la pandemia alrededor de siete millones de personas circulaban por las calles, y luego de la cuarentena nacional estricta se disparó el contagio en la capital por la reapertura económica.

"Por eso tuvimos que hacer nuevas cuarentenas focalizadas, si no hubiéramos hecho cuarentenas desde el 12 de julio el sistema de Bogotá hubiera colapsado", dijo la alcaldesa, quien aseguró que gracias a las medidas que se han tomado la curva de contagios en la capital ha comenzado a estabilizarse.

La alcaldesa confirmó también que desde septiembre se hará un piloto de reapetura para los restaurantes, y que se cerrarán cerca de 100 calles para que puedan instalarse mesas al aire libre. Además, anunció que a partir del 1 de septiembre iniciará la reapertura gradual del aeropuerto El Dorado.