martes, 18 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Andrea Carranza Garzón - acarranza@larepublica.com.co

La Plenaria de Senado, durante el último debate de reforma tributaria, le dijo no a la propuesta de los senadores Carlos Alberto Baena y Juan Mario Laserna de gravar los dividendos con una tarifa del 2%. A las 10 de la noche, la Cámara Alta ya había votado los 192 artículos del proyecto de ley y le había dado un voto favorable a 17 artículos nuevos con aval del Gobierno. La Plenaria de Cámara de Representantes se levantó y se citó para continuar mañana miércoles la votación de cerca de 30 artículos que hacen falta.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, afirmó que esta propuesta, que se estaba introduciendo 30 años el impuesto a los dividendos, era inconveniente. “En Colombia hay una gran resistencia a la tributación de los dividendos ya empresas pagan impuestos sobre utilidades, y no queremos gravar más una vez sean distribuidas entre los inversionistas”, dijo Cárdenas.

Baena había explicado que un impuesto del 2% a los dividendos era una manera de poner a tributar a los rentistas de capital, los cuales quedaron por fuera del Impuesto Mínimo Alternativo (Iman), el piso de tributación para personas naturales que se crea con esta reforma tributaria. La propuesta inicial era de imponer un gravamen del 5%.

Aunque esta propuesta fue iniciativa parlamentaria y fue rechazada por el Gobierno, éste último la planteó en el primer semestre de este año cuando el entonces ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, propuso que se gravaran los dividendos a una tarifa del 4%.

Echeverry proponía gravar los dividendos a las personas naturales, mas no entre las jurídicas.

Planteaba que si se quedaban en el mundo empresarial la tarifa sería del 27%, pero si las utilidades se distribuían se les aplicaría una retención en la fuente de 4%.

En la propuesta del ex Ministro se había planteado dejar un tramo exento que sería aproximadamente de $60 millones. “Los pequeños accionistas, de Ecopetrol o ISA, cuando reciban sus dividendos no estarán gravados”, había dicho Echeverry en mayo de este año.

La Plenaria de Senado tampoco aprobó el impuesto a las remesas que había propuesto el congresista Jorge Enrique Robledo.

Gobierno avala tarifa del 9% del nuevo impuesto para la equidad

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, avaló la tarifa del 9% del nuevo impuesto para la equidad que fue aprobada por la Plenaria de Senado y de Cámara en el último debate de la reforma tributaria. El punto adicional del también llamado Contribución Empresarial para la Equidad (Cree), que será parte del impuesto a la renta para sociedades que baja del 33% al 25%, financiaría la educación pública, el desarrollo rural y la salud. Con esta tarifa el imporrenta quedaría en el 34%.

La propuesta inicial del Gobierno era una tarifa del 8% para el Cree; sin embargo, la Plenaria de la Cámara Alta votó el lunes en la noche favorablemente una proposición que la aumentó al 9%, con el fin de que el punto adicional se destinara para las universidades públicas.

El Ministro afirmó aquella noche que era “inconveniente” aumentar la tributación de las empresas, ya que la tarifa del imporrenta quedaría en 34%, frente a la actual del 33%, y dijo que iba a solicitar reabrir el artículo para rechazar dicha propuesta.

Hoy jueves la Plenaria de la Cámara de Representantes también aprobó una tarifa del 9%. En el transcurso del día se oyeron por los pasillos versiones de que el Gobierno estaba indeciso para tomar una decisión sobre el Cree. Finalmente, el Ministro de Hacienda dijo que el Gobierno avalaría el punto adicional del Cree, el cual recaudaría $1,2 billones por año, con una temporalidad de dos años.

La propuesta presentada por el Gobierno, que a las 10 y 30 de la noche no había sido aún votada por el Senado, planteó que el punto adicional del Cree se destine el 40% a la educación pública, el 30% a la salud y otro 30% al desarrollo rural. Según Cárdenas, el 40% para educación, que significarían cerca de $480.000 millones, se destinarían con el fin de mejorar la infraestructura, adecuar laboratorios, capacitar profesores, etc.

Cárdenas agregó que el Gobierno le está dando aval a una propuesta que no surge del Gobierno, que no hizo parte de la ponencia, sino que nació en la Plenaria de Senado. “Estamos viendo la mesa de la unidad nacional en su mejor expresión. Este es un triunfo del Congreso”, dijo el funcionario.

El Ministro recordó que el Gobierno no quería incrementar la tributación a la renta.

El Partido de la U y el Partido Conservador acompañan la propuesta de distribución del punto adicional del Cree.

Aprobada rebaja de renta del 33% al 25% a inversiones de portafolio extranjero

En el último debate de la reforma tributaria fue aprobado en Plenaria de Senado el artículo que plantea que a los inversionistas de capital exterior de portafolio se les reduzca la tarifa del 33% al 25%. En el texto radicado, el artículo buscaba que el gravamen fuera del 14%. En el debate fue negada la proposición del senador Juan Mario Laserna que buscaba que se gravaran al 14%.

Hoy por hoy los partícipes de los fondos de inversión de capital extranjero, no residentes en el país, no son contribuyentes del impuesto de renta; sin embargo, éstos deben pagar una renta del 33%.  

El artículo 126 del texto de segunda ponencia busca que aquellos inversionistas sean contribuyentes del impuesto “por las utilidades obtenidas en el desarrollo de sus actividades” y que su tarifa sea del 25% y no del 33% como lo es actualmente.

Inicialmente, se buscaba que la tarifa fuera del 14%; sin embargo, el texto de ponencia de segundo debate quedó con una tarifa del 25%. El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, afirmó que la decisión fue producto de una discusión con los ponentes del proyecto de ley, en la que se concluyó que no se quería crear un diferencial tan grande entre las tarifas de los nacionales y de los extranjeros.

Según Cárdenas, una menor tarifa “puede tener muchas lecturas, como estimular la inversión en el mercado colombiano. Pero al final primó el criterio de que se unifique la tarifa con la de los colombianos del impuesto de renta del 25%”, dijo el funcionario.

El Ministro dijo que no les preocupaba el impacto sobre la tasa de cambio que pudiera tener por cuenta de una tarifa doméstica menor que la global.  “No fue un argumento de tasa de cambio, sino de equidad horizontal entre inviersionistas”.

De acuerdo con analistas, el problema de una tarifa del 25% es que esta sigue siendo muy alta frente a la de otros países, como en Brasil y México, que son menores a las del 14%. “El problema es desde el punto de vista de competitividad, ya que países como Brasil y México tienen tarifas menores al 14%. Cuando compara eso, no tiene incentivos para venir a Colombia, ese es el problema del 25%”, dijo un analista.