.
ECONOMÍA Política, detrás de las decisiones sobre medio ambiente en el páramo de Santurbán
viernes, 16 de mayo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Paul Harris

La delimitación del páramo de Santurbán en Santander pareció dar un paso adelante con la publicación de un mapa por parte del Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mads) al final de marzo. ¿O lo hizo?

A pesar de la divulgación del mapa, aún no están publicadas las coordenadas oficiales para delimitarlo, lo que puso a algunos a pensar que fue una postura política antes de la elección presidencial, sin comprometerse a nada. Los residentes piensan así.

El mapa dibuja un límite que sigue la topografía y se baja a elevaciones menores para encerrar el valle de La Baja, donde el proyecto de Eco Oro (EOM) está ubicado. “El presidente Juan Manuel Santos quiere ser reelegido y por eso la ministra de Ambiente, Luz Helena Sarmiento, está haciendo campaña para él. El proyecto Angostura ha sido satanizado y el discurso político trata de proteger el agua de Bucaramanga porque en la región (California, Vetas y Suratá) solo hay unos 10.000 votos, comparados con los 1,5 millones en Bucaramanga”, dice Eliécer Rodríguez Capacho, un minero y hotelero.

“Hemos solicitado que el Ministerio dé a (Eco Oro) las coordenadas actuales para los límites del páramo de Santurbán, para que podamos evaluar el impacto de la delimitación para la compañía o sus bienes”, dijo el presidente de Eco Oro, João Carrelo. “Mientras tanto, cualquier posición con respeto al impacto del páramo de Santurbán para Eco Oro o sus bienes deben ser considerados como especulativa”, agregó. Después el Ministerio señaló que el mapa no tiene valor cuando contestó a EOM que “no lo debería estar usando para evaluar el impacto del páramo en el proyecto Angostura y que solo las coordenadas oficiales deben ser usadas para este propósito”.

Un funcionario del Ministerio dijo que las coordenadas sí fueron fijadas, pero que no ha sido posible publicarlas por razones técnicas.

Mientras tanto un grupo de trabajo de múltiples agencias gubernamentales está desarrollando la Estrategia de Santurbán para decidir qué hacer con las miles de familias cerca del Páramo, cuyas actividades económicas-la minería y la agricultura-serán prohibidas.

La reubicación no es una opción, porque el desplazamiento de una población sería una vergüenza para el Gobierno de un país donde está estimado que 4,7 millones han sido desplazados por la violencia, según la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur).

La solución del Ministerio es crear un sistema de clientelismo con el que se pagará a los campesinos para “proteger el páramo”, una posibilidad que no le suena bien a la población de California y Vetas. “El Estado nos ha abandonado y está proponiendo un sistema de subsidios, mejoramiento a viviendas y turismo, pero es muy tibia y hay poco de sustancia. La gente de California invirtió en negocios de hoteles y transporte para al servicio del sector minero, entonces si no hay minería tendríamos que salir. Será una catástrofe”, dice Rodríguez.

Pelota política
La pelota política en la que se ha convertido el páramo de Santurbán dejó a EOM y su antecesor Greystar Resources atrapados fuera del juego, después de que han gastado unos US$230 millones en explorar su proyecto Angostura.

En noviembre de 2010, cuando estaba tramitando el estudio de impacto ambiental para desarrollar un proyecto minero revisado por el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial (Mavdt) se celebró una audiencia pública en California. El proceso era positivo, pero un grupo radical opuesto al proyecto reclamó que no alcanzó a llegar, a pesar del hecho de que el Comandante de Policía de Santander confirmó que fue accesible la audiencia. Resulta que ellos intentaron obtener el apoyo de las comunidades locales para sus posturas y cuando no pudieron conseguirlo, intentaron anular la audiencia.

Después de la diligencia en California, una de las voces más poderosas en el país-el procurador Alejandro Ordóñez-se comunicó con la entonces ministra de Ambiente, Beatriz Uribe, para intervenir. Antes de que el Instituto Alexander von Humboldt (AvHI) hubiera terminado su tarea de delimitar los páramos y de que cualquier estudio técnico, social o medioambiental hubiera sido emprendido, Ordóñez escribió: “así se adelante solamente en lugares no excluibles y se desarrolle cumpliendo con una normatividad ambiental acorde con los más altos estándares internacionales, siempre dejará una huella ecológica, muchas veces profunda e irreversible, como la que se puede llegar a presentar dentro del proyecto del páramo de Santurbán por parte de la empresa Greystar Resources”. Con esta carta se transmitió un mensaje velado de que el proyecto Angostura no debería avanzar.

El Minambiente con posterioridad solicitó una segunda audiencia pública, en la cual los manifestantes que fracasaron en California lograron su cometido en la reunión de marzo de 2011 en Bucaramanga. Ellos generaron un disturbio tan grande que el Ministerio abandonó la diligencia después de que solo 28 de las 470 declaraciones inscritas habían sido escuchadas. Efectivamente, Greystar tuvo mala suerte y no fue convocada otra audiencia. “La gente de California y la empresa perdieron la batalla de imagen y reputación. Los políticos decidieron tomando en cuenta las opiniones de la gente y no decidieron por el proyecto porque les hubiera costado muchos votos”, señala el analista político y expresidente de Greystar Rafael Nieto.

Para Oswaldo Ordóñez, director del Gemma, el grupo de investigaciones de la minería de la Universidad Nacional, la raíz de la oposición política al proyecto está en el hecho que Greystar no construyó relaciones estrechas con un grupo local poderoso, la Universidad Industrial de Santander (UIS). “La estrategia social de Greystar fracasó en identificar que el actor principal que mueve las mentes y conciencia en Bucaramanga es la UIS. Greystar nunca le dio nada a la Universidad como proyectos de investigación o becas. Y por supuesto, con la UIS sin apoyar el proyecto, los políticos no lo respaldaron dada la cantidad de votos que compartiendo la posición de la UIS pueden obtener”.

¿Protección de Páramo?
Los defensores de la minería creen que la explotación formal puede ayudar a asegurar la protección medioambiental y de fuentes de agua a través de la disposición de recursos financieros, humanos y técnicos para realizarlo. Es cierto que Greystar pensó así. Además de explorar, la empresa removió muchas minas antipersonales colocadas por las Farc, limpió la basura y escombros dejados por la minería informal y desarrolló un vivero impresionante para hacer crecer las plantas que iba a usar para restaurar su área de trabajo. Este incluye la mata emblemática del Páramo, el frailejón (Espeletia Conglomerata). “Greystar había plantado con éxito una cantidad grande (de frailejones) en su vivero y estuvimos en capacidad de demostrar que su velocidad de crecimiento era más rápida que lo que los medioambientalistas nos dijeron”, indica el consultor de exploración y exejecutivo de Greystar, Frederick Felder.

Si para la exploración formal, es probable que los grupos armados ilegales y mineros informales vuelvan a reestablecerse en la zona, con el pronóstico de que partes del páramo serán deterioradas de nuevo. “Va a ser la minería ilegal en Santurbán, que se favorece de los grupos criminales que causan daños medioambientales, peor que lo que haría el proyecto de minera formal,” dice Nieto.

Parece que la toma de decisiones “medioambientales” en Santander es resultado de razones políticas, sin embargo, con una elección presidencial pendiente la única certeza es que el tema de Santurbán aún tiene camino.

La exploración en Santurbán preocupa a los expertos
De acuerdo con una investigación de la Universidad Nacional, plasmada en el documental ‘Lo que la tierra no perdona’, se están contaminando los acuíferos sin realizar explotación en Santurbán, es decir, que solo con la exploración se están causando daños al medio ambiente.

En el país no hay una regulación a esta primera fase, en la cual, según los expertos, se están realizando excavaciones de las que resultan aguas ácidas, consecuencia del contacto de los minerales con el medio ambiente.

Puntualmente, alertan sobre el arsénico, que sale de manera natural de las rocas que son muy fracturadas al excavar.

Las opiniones

Frederick Felder
Consultor de exploración y exejecutivo de Greystar
“Greystar había plantado con éxito una cantidad grande de frailejones en su vivero y estuvimos en capacidad de demostrar que su velocidad de crecimiento era más rápida”.

Oswaldo Ordóñez
Dir. del Grupo de Estudios en Georrecursos, Minería y Medioambiente

“La estrategia social de Greystar fracasó en identificar que el actor principal que mueve las mentes y conciencia en Bucaramanga es la UIS”.

João Carrelo
Presidente de Eco Oro

“Hemos solicitado que el Ministerio dé las coordenadas actuales para los límites del páramo de Santurbán, para que podamos evaluar el impacto de la delimitación”.

MÁS DE ECONOMÍA

Salud 24/07/2021 MinSalud informó que se han aplicado 24,82 millones de vacunas contra el covid-19

La cartera de Salud informó que Bogotá es la ciudad que lidera la aplicación de vacunas, tras haber puesto 4,60 millones de dosis

Salud 23/07/2021 Ministerio de Salud reportó 13.164 casos nuevos de covid-19 y 352 nuevas muertes

De esta manera, Colombia ya superó las 118.000 muertes por el covid-19. El Ministerio añadió que el total de casos activos es de 111.661.

Salud 25/07/2021 MinSalud reportó 11.048 nuevos contagios de covid-19 y 330 fallecidos por el virus

El reporte de la cartera de Salud también reveló que se procesaron 77.392 pruebas, de las cuales 42.366 fueron PCR y 35.026 de antígenos

MÁS ECONOMÍA