.
ECONOMÍA

Nuevas denuncias en el proceso de recolección de basuras en Bogotá

lunes, 17 de marzo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ernesto Rodríguez

De acuerdo con el contralor distrital, Diego Ardila, en información suministrada a Caracol Radio, hay camiones recolectores de basuras en Bogotá que consumen hasta $1,5 millones diarios en combustibles.

El informe que suministró el contralor indica que hay camiones que, según los registros, hay vehículos que son tanqueados en la mañana pero no se registra su ingreso al relleno sanitario Doña Juana.

Además de lo anterior, la condición mecánica de los compactadores no es la mejor y en este momento hay 93 varados de 205, lo que afecta notablemente la recolección de basuras en las localidades donde el servicio es prestado por la empresa Aguas de Bogotá.

Caracol estableció que a diario más de 100 de estos vehículos presentan fallas mecánicas y expertos advierten que esto se debe a la falta de mantenimiento, pues se ha detectado que aunque se deben hacer revisiones cada 4.000 kilómetros, hay carros que con más de 20.000 no han sido inspeccionados.

Esta y otras irregularidades generaron que se abriera un proceso de responsabilidad fiscal por más de $59.000 millones contra la cúpula de la administración distrital.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE ECONOMÍA

CUBRIMIENTO EN VIVO 29/02/2024 En enero, población desocupada se redujo en 220.000 personas frente al año pasado

Los analistas de mercado esperaban que tasa de desempleo repuntara hasta entre 13 y 14,1% en el primer mes del año en curso

Hacienda 26/02/2024 Colombia retrocedió del puesto 62 al 84 en el Índice Mundial de Libertad Económica

El país obtuvo una calificación de 59,2 sobre 100 y pasó de tener “libertad moderada” a clasificarse como “mayormente no libre”

Economía 27/02/2024 Misma empresa que desmontó Space y Chirajara se encargará de demoler Aquarela

El método de desmonte será piso a piso, con el objetivo de no generar afectaciones en los servicios públicos del entorno, ni ruptura de vidrios o sismicidad