La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

Las licoreras nacionales, en cabeza de los departamentos y productoras, básicamente, de ron y aguardiente, tienen los pelos de punta por cuenta del Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2014-2018, cuyo proyecto de ley ya fue radicado e inició su tránsito en el Congreso de la República.

El artículo que le está quitando el sueño a más de un gobernador es el 191, que modifica las tarifas del impuesto al consumo aplicado a licores, vinos, aperitivos y similares, producidos en Colombia e importados y que, según afirma la Asociación Colombiana de Empresas Licoreras (Acil), disminuye los ingresos a los departamentos por impuesto al consumo entre 25% y 45%. Algunas voces han señalado, incluso, que tocar las rentas departamentales es un tema de una tributaria y no de un PND.

El presidente de la junta directiva de Acil y gerente de la Industria Licorera de Caldas (ILC), Jorge Iván Orozco, señala que el artículo en el PND le da un tratamiento especial a los licores de más de 35 grados (representados en whisky, vodka, tequila y otros, la mayoría importados) porque al equiparar las tarifas tendrían menos carga tributaria, en un lapso de cinco años, frente a la que hoy asumen.

Orozco señaló que Acil le hizo una propuesta al Gobierno para modificar la tarifa del impuesto al consumo, en la que se incluyó la cerveza, pero esta no se tuvo en cuenta en el documento que finalmente se presentó al Congreso.

“La propuesta de Acil consiste en que la tarifa del impuesto específico aplicada a licores de hasta 35 grados y los que superan ese nivel se acerque hasta que en cinco años quede la misma para los dos grupos. También sugerimos que el IVA no sea ad valorem (de acuerdo al valor) como se está proponiendo en el proyecto. Lo que planteamos es un IVA descontable para las licoreras y que se respeten los ingresos de los departamentos. Además, la cerveza debe involucrarse porque se habla de equidad tributaria en la producción de licores. Pero en la propuesta del PND no se toca”, sostuvo.

Lo que se propone en el PND es una tarifa que empieza, desde el primero de julio de 2015, en $185 por grado alcoholimétrico (no incluye IVA en la tarifa específica del impuesto al consumo) para llegar a $207 en 2019. Y en los licores de más de 35 grados propone empezar en $300 y quedar en $207. La tarifa que actualmente rige es de $297 para los primeros y de $487 para los segundos.

Por ello la propuesta de Acil es empezar en el valor actual ($297) y llevarlo a $345 en el quinto año. En el caso de los licores de más de 35 grados plantea ir bajando la que hoy rige hasta igualarla a $345. Lo que busca el Gobierno es equiparar las tarifas de ambos grupos (que hoy son distintas), lo que le permite estandarizar tributos y abrir fronteras nacionales en un futuro, uno de los requerimientos de los tratados comerciales y recomendaciones de la Ocde.

“Se habla de estandarizar impuestos pero esto no puede darse acabando de un tajo con el monopolio rentístico ni afectando los ingresos departamentales que van a educación y salud”, sostuvo Orozco. La situación también los pone en alerta porque al tener los licores importados una caída en lo que pagan por impuestos podrían entrar al mercado más agresivos y con precios competitivos, frente a los productos nacionales.

Departamentos hacen cuenta de lo que perderían
Aunque no hay cifras consolidadas de cuánto dejarían de percibir los departamentos con la modificación en las tarifas del impuesto al consumo planteados en el PND, algunos ya hacen sus propias cuentas. El gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, tasó la caída en las rentas en unos $150.000 millones. Otros estudios en Caldas indican que la disminución en los ingresos por este impuesto podría oscilar entre $7.000 y $13.000 millones anuales. Para Antioquia la cifra se movería entre $35.000 y $78.000 millones. Lo cierto es que este lunes la junta directiva de Acil se reunirá en Manizales para tratar el tema y buscar la manera de llegar a un acuerdo con el Gobierno al plantearle que el asunto se discuta en una ley ordinaria y no en un Plan Nacional de Desarrollo.

Las opiniones

Julián Gutiérrez
Gobernador de Caldas

“Lo que pedimos es que se traten todos los licores de una manera equitativa y aquí se deben incluir las cervezas”

Jorge Iván Orozco
Presidente junta directiva de Acil
“Se habla de estandarizar impuestos, pero esto no puede darse afectando las rentas departamentales”