.
ECONOMÍA

El negocio de la marihuana medicinal equivaldría al del banano y las flores

sábado, 28 de noviembre de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Paula Delgado

La incertidumbre con respecto a si se podrá o no hacer negocios lícitos alrededor del cannabis depende ahora de los ajustes que se hagan al borrador del decreto que alista el Ejecutivo y cuyo texto se filtró a los medios de comunicación el pasado 13 de noviembre.

Por ahora el sector agropecuario reconoce su potencial. El ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, le dijo a LR que el crecimiento del cultivo dependerá de la demanda internacional y de la regulación del Estado. “El mercado de esos productos tiene un crecimiento exponencial en el mundo, por lo que estoy convencido de que va a jalonar de manera importante la actividad en la economía colombiana. Nosotros que fuimos los reyes en la producción ilegal ahora tenemos una oportunidad en la parte legal”, afirmó.

Así mismo, el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Rafael Mejía, calificó la propuesta como conveniente y dijo que el país podría ser una potencia para suministrarle al mundo. “La demanda de marihuana ya es muy grande, el reto está en poder mantenerlo dentro de las normas para que no se salga del plano de la salud, lo que implica un control muy complejo”, dijo.

De progresar esta iniciativa, el panorama de agronegocios nacional podría cambiar, tal como sucedió en Paraguay (primer país en legalizarla), donde el cannabis protagonizó una verdadera revolución en el campo. Sin embargo, Estados Unidos es quizá el productor más importante del mundo con una cosecha anual de US$35.800 millones (más de 10.000 toneladas) por cuenta de 5.000 hectáreas cultivadas, según cifras del Departamento de Estado.

El presidente de DrugScience (antes Comité Científico Independiente sobre Drogas), Jon Gettman, publicó un análisis en el que advierte que allí esta hierba mueve más mercado que el maíz y el trigo juntos (US$30.800 millones), por lo que es visto como el cultivo más rentable en la actualidad. No en vano la producción se multiplicó por 10 en 35 años.

El potencial de Colombia se explica en dos circunstancias: que ya existan áreas sembradas (el Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos - Simci calcula unas 58.000 hectáreas entre coca y marihuana) y que la planta tenga un valor agregado en términos de calidad dadas las condiciones climáticas.

Lo cierto es que en Colombia ya existe un incipiente mercado de productos derivados de la marihuana con fines medicinales. Camilo Borrero Martínez, director científico de Cannamedic, cultiva, procesa y comercializa seis productos derivados de la marihuana en su propio laboratorio, aunque lleva años tramitando todos los permisos. “La reglamentación es una oportunidad para grandes y pequeños y para proteger nuestra propiedad intelectual”, aseguró.

La empresa constituida desde 2009 es una de las 15 registradas en este negocio en el país que luchan por demostrar que su producto no se compara con el del mercado negro porque se piensa como medicina.

Con el decreto le llegaría competencia, pues los productores de flores saben que el cultivo es afín a lo que hacen. El presidente de Asocolflores, Augusto Solano, manifestó que aunque aún no se ha discutido el tema si se llega a aprobar el decreto será el primero en llevarlo a la mesa. “La marihuana tiene un gran potencial, aunque también sus riesgos”, afirmó.

El diario The Wall Street Journal recogió una lista de las empresas que invierten en este negocio entre las que figuran Cannabis Science, Medical Marijuana, Medbox y GW Pharmaceuticals, las cuales ofrecen desde analgésicos en spray hasta trufas de chocolate que ayudan a aliviar los síntomas de enfermedades como esclerosis múltiple.

Todavía quedan dudas
El profesor de toxicología de la Universidad Nacional y editor de un libro sobre los potenciales usos del cannabis publicado por el Ministerio de Justicia, Jairo Tellez, se mostró preocupado por la posibilidad de que personas naturales manipulen la planta. “Es como pretender producir antibióticos en casa”. También explicó que la marihuana tiene cerca de 450 componentes químicos y que apenas 60 tienen uso en la medicina (cannabinoides), solo como analgésicos (“se les quita el componente psicoactivo”).

Además, desde el procurador, Alejandro Ordoñez, hasta el presidente del Congreso, José David Name, se oponen a cualquier clase de regulación por considerar que esta decisión termine incentivando el uso recreativo, siendo esta la droga de mayor consumo (11,5% de la población reconoce haberla probado).

El mayor reto del Gobierno es buscar la forma de hacer de un producto ilegal uno legal, logrando así hacer un lado esa idea de que la marihuana es la mata que mata.

Las opiniones

Augusto Solano
Presidente de Asocolflores
“Existe una afinidad en los sistemas de cultivo de flores y cannabis y en la capacidad de hacerlo. No podría decir que a los productores les interesa, pero existe la posibilidad”.

Juan Manuel Galán
Senador del partido Liberal
“Regiones como el Cauca podrían verse beneficiadas, sería una oportunidad para los indígenas que cultivan cannabis. Queremos que sea una industria competitiva”.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE ECONOMÍA

Energía 20/05/2024 Reporte de XM dice que precio de energía en bolsa subió 23% en abril frente a marzo

En abril aumentó 10,37% el precio promedio de los contratos del mercado regulado y 12,33% el precio de industria y comercio

Hacienda 20/05/2024 Los temores fiscales aumentan, mientras Colombia sopesa un déficit presupuestario

Gustavo Petro ha culpado a las altas tasas de interés del banco central de frenar la demanda y también de obstaculizar el crecimiento

Ambiente 18/05/2024 Bogotá redujo 20% el agua que se envía desde Chingaza, y piden controlar consumo

El alcalde de Bogotá, Carlos Fernando Galán informó que el nivel de embalse de Chingaza se encuentra en 24,05%, pero fue insistente en pedir que se mantenga el ahorro eficaz del agua