De acuerdo con el anteproyecto que publicó el Ministerio de Hacienda, el presupuesto del próximo año sumaría alrededor de $283 billones, 4,4% más que el de este año

Adriana Carolina Leal Acosta

De acuerdo con el anteproyecto de presupuesto para la vigencia 2021, publicado por el Ministerio de Hacienda, que será llevado a los comités sectoriales para hacer una primera evaluación antes de que llegue al Congreso, los segmentos que más tendrían recursos el próximo año son Educación, con $46 billones, y Salud, con $35,6 billones.

En total, se prevé que la Nación dispondrá de aproximadamente $283 billones, lo que significaría un aumento de alrededor de 4,4% respecto a la cifra que fue aprobada para 2020, de $271,1 billones.

Cabe mencionar que este año Salud fue el sector que registró un mayor incremento respecto a lo que se tuvo en 2019, cuya diferencia fue de 7,9%, pasando de $29,5 billones el año pasado a $31,9 billones para este año.

Ahora el incremento contemplado en el documento para este sector clave en la actualidad sería de aproximadamente 11%, con una adición de alrededor de $3,7 billones para el total de $35,6 billones en 2021.

Y aunque los recursos del sistema de salud no solo provienen del presupuesto sino que, en gran medida vienen de los aportes de los usuarios, dada la coyuntura del Covid-19, el monto sería insuficiente.

“Todo depende de cómo avance la crisis porque si se extiende hasta el año entrante vamos a tener que atender casos de Covid-19 por varios meses. Para la pandemia ya se destinaron $4,2 billones, que no es suficiente, y esto solo lo sería para atender la crisis durante unas tres semanas reduciendo la curva de contagios. Al sector salud le faltan entre $5 billones y $10 billones por año”, señaló Jaime Arias, exministro de Salud.

Por otro lado, en Educación el incremento sería de 4%, pasando de $44,3 billones en 2020 a $46 billones en 2021. Gracias a ello, este sería el rubro con mayor presupuesto para el siguiente año. No obstante, el incremento se habría desacelerado, pues entre 2019 y 2020 la variación fue de 9,5%.

Así mismo, hay que tener en cuenta que el renglón que tendría mayores recursos en 2021 sería el del servicio de la deuda, con $71 billones, lo que representa aproximadamente 25% de todo el presupuesto calculado hasta el momento.

Además, en este rubro el incremento es considerable, pues en 2020 la suma aprobada fue de $53,6 billones, por lo que la diferencia entre un año y otro sería de 32,4%.

Frente a esto vale la pena recordar que es posible que este año la deuda del país, que al cierre de 2019 era de cerca de 50% del PIB, tenga que aumentarse para atender todas las necesidades que se han agudizado por cuenta de la crisis.

Otro de los sectores que tendría un presupuesto relevante en 2021 sería el de Defensa, con $34,5 billones. Sin embargo, esto significaría una reducción de 2,2% frente a 2020.

El Ministerio de Trabajo y sus entidades adscritas tendrían un leve aumento de recursos, pasando de $31, 5 billones en 2020 a $31,7 billones el próximo año.

El Ministerio de Hacienda, que se encuentra en quinto lugar entre los de más recursos, sin embargo tendría una reducción de 20% en 2021, con un monto total de $12,6 billones.

Luego, se ubica el sector del Transporte, con un presupuesto de $10,3 billones, lo que representa un incremento de 25%, pues para 2020 la suma aprobada fue de $8,2 billones.

LOS CONTRASTES

  • Oscar Iván ZuluagaEx ministro de Hacienda

    “Este presupuesto es una expresión de lo que son las necesidades de todos los sectores, pero hay que recordar que luego viene el marco fiscal, que se presenta el 15 de junio. Ya con base en eso se ajusta cuál debe ser el presupuesto que se presenta en julio al Congreso

  • Katherine MirandaRepresentante a la cámara de la comisión tercera

    "Aunque es una situación difícil y una circunstancia extraordinaria, creo que los presupuestos de salud y educación deben estar en la misma línea de prioridad. La inversión social trae altísimos retornos en capital humano y deben fortalecerse a la par"

En las entidades que administran los programas sociales habría una disminución de 26%, pasando de tener $12,6 billones a $9,2 billones. Y para la Rama Judicial se haría una reducción de 5%, hasta tener un presupuesto de $4,6 billones el próximo año.

El Ministerio de Vivienda tendría un incremento de $3,5%, pasando de manejar $4,3 billones este año a $4,4 billones el siguiente, mientras que la Fiscalía General de la Nación tendría una reducción de 1,9% en su presupuesto, y pasaría a tener $4 billones para su funcionamiento en 2021.

Por otro lado, el Ministerio de Minas y Energía vería un recorte presupuestal de 32%, siendo uno de los más apretados. Por lo que manejaría $2,6 billones el próximo año.

El Ministerio de Justicia tendría una reducción de 22%, y manejaría $2,5 billones en 2021, seguido por el sector Tecnológico, cuya caída en recursos sería de 7%. En este caso el presupuesto para 2021 sería de $1,5 billones.

El Ministerio de Agricultura y sus entidades también tendrían un recorte presupuestal significativo, de 27%, de modo que los recursos disponibles sumarían $1,4 billones.

Pero no sería el único que vería reducciones pues los organismos de control, la Procuraduría y la Contraloría tendrían 41% menos. De modo que quedarían con $1,3 billones.

Planeación verá un alza de 1,9%, hasta llegar a $1,1 billones de presupuesto para 2020. Además, la Registraduría también tendría una inyección, pasando de manejar $677.000 millones a $923.000 millones.

Además, los recursos del Ministerio de Ambiente aumentaría un 3%, hasta llegar a los $742.000 millones. En contraste, el sector con mayor recorte presupuestal sería el del Deporte, con 70% menos, pasando de $678.000 millones a $201.000 millones.

Si bien este es el primer borrador, el Gobierno ha dicho que habrá modificaciones debido a los gastos y proyecciones que se deben hacer por los gastos en varios frentes para atender la crisis derivada de la pandemia.

El documento fue diseñado con cálculos de antes de la crisis
Aunque el documento fue publicado el viernes, cuando se hicieron las cuentas el país no había entrado en cuarentena, ni se había previsto la caída de los precios del petróleo cuyo movimiento afecta los ingresos nacionales. “Este presupuesto es una expresión de lo que son las necesidades de todos los sectores, pero hay que recordar que luego viene el marco fiscal, que se presenta el 15 de junio. Ya con base en eso se ajusta cuál debe ser el presupuesto que se presenta en julio al Congreso”, explicó el exministro de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga.