domingo, 23 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Colprensa

Durante el tercer trimestre (julio – septiembre), el crecimiento apenas fue de 2,1% frente al tercer trimestre de un año atrás, cuando había mostrado una expansión de 7,5%. Respecto al segundo trimestre de este año, el PIB disminuyó 0,7%.

Pese a la caída, los analistas vaticinaron a 2012 como un año bueno económicamente hablando, pero definitivamente algo afectado por el desempeño mundial en el que la crisis europea y la desaceleración de Estados Unidos y China, marcaron la tendencia. 

Balance satisfactorio


Para el ex ministro José Antonio Ocampo, en medio de una coyuntura internacional particularmente adversa, el comportamiento de la economía colombiana ha sido satisfactorio. “El crecimiento económico de 2012 será ligeramente inferior al 4,5%. No son registros espectaculares si se comparan con las naciones asiáticas o con los que alcanzó el país entre 1967 y 1980. Sin embargo, gracias a la reducción del crecimiento de la población, los ritmos de aumento del PIB por habitante, de entorno a 3%, se encuentran entre los más altos de la historia. Las acciones del Banco de la República lograron, además, contener algunos síntomas de recalentamiento que se habían percibido en 2011”, anotó. 

Según el analista, el lunar en el desempeño de 2012 ha sido la existencia del déficit en cuenta corriente aparentemente bajo, de 3% del PIB. “Ésta es una cifra muy negativa cuando se tiene en cuenta el auge espectacular de los términos de intercambio, que han generado ganancias equivalentes a 7% del PIB. Esto indica que en vez de estar ahorrando el auge nos lo estamos gastando”. 

Para el presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, este año termina con un optimismo moderado. “Alcanzaremos un crecimiento bordeando 5%, nivel que muy pocos países pueden mostrar. Además, el país ocupa hoy una posición protagónica entre las economías emergentes y así lo reconocen las principales calificadoras de riesgo al situarnos nuevamente en la categoría de grado de inversión”, señaló. 

Aunque admite que no todo es bueno: “2012 también ha sido un año de creciente inestabilidad e incertidumbre con un panorama que se ha venido complicando, especialmente en lo referente a la Unión Europea y las economías asiáticas”. 

Algo de desaceleración 

Para Fenalco, aunque evidentemente cerramos con algo de desaceleración, el desempeño económico no se ha visto frenado. “A pesar de registrar tímidos crecimientos en algunos sectores respecto al año anterior, seguimos creciendo de manera significativa si comparamos con lo que acontece en el primer mundo. El comercio minorista sigue mostrando signos positivos, seguimos recibiendo inversión extranjera directa por montos sugestivos y las obras civiles crecen de manera vigorosa”, señaló Rafael España director económico de la entidad. 

Según proyecciones de Fenalco, cerraremos 2012 con un crecimiento del 4,4%, muy por encima del promedio histórico colombiano. “Si bien este año avanzaremos más lentamente, nos alejamos de crecimientos débiles como el americano del 2,1% y de algunos países de la Zona Euro que oscilan entre 0,1% y 0,9%. En este año nuestra economía registrará un crecimiento superior al promedio histórico. En cuanto al crecimiento del ingreso per cápita, en 2012 también creceremos por encima del promedio histórico”, precisó el dirigente gremial. 

Revisión a a la baja 

Entre tanto, el departamento de Investigaciones Económicas de Corficolombia, asegura que sus previsiones de crecimiento tuvieron que ser revisadas a la baja para el año que termina en una semana. 

“Nuestro escenario base para 2012 contemplaba una desaceleración de la economía debido al cierre de la brecha del producto, y una estabilización en menores tasas de crecimiento ante el aumento en la tasa de intervención a lo largo de 2011, y que llegaría a su nivel neutral a comienzos de 2012. Adicionalmente, estimábamos que la adversa situación externa tendría un moderado impacto adicional a la baja sobre el PIB local. Sin embargo, el frustrante lento accionar de la política monetaria en Europa, en cabeza del Banco Central Europeo (BCE), contribuyó a debilitar aún más el entorno externo (que ya estaba afectado por la inacción política), resultando en un mayor impacto a la baja en la actividad local, frente a lo que esperábamos. De esta forma y en línea con la tendencia global, BanRep optó por recortar su tasa de intervención en 3T12 y una vez más en noviembre, para ubicarla en un nivel ligeramente expansivo, que contrarrestará el moderado debilitamiento de la actividad local”, explicaron. 

Agregaron que precisamente por ello, revisamos su proyección de crecimiento para 2012 de 4.8% a 4.4%, “principalmente afectada por una menor dinámica de exportaciones, dificultades imprevistas en la producción de petróleo que se habían extendido por más de seis meses, mayor incertidumbre frente a la ejecución de inversión en obras públicas, y una mayor moderación en la demanda interna privada frente a lo que pronosticábamos previamente”. 

Igualmente bajaron su estimación de inflación para fin de año 2,7% a/a y de tasa de intervención 2012 en el valor actual – 4,75%-. 

Entre tanto, para Bancolombia con las noticias sobre un crecimiento por debajo de lo previsto en el tercer trimestre se incrementa la probabilidad de que el Banco de la República realice un recorte de 25 pb en la tasa de interés para estimular la actividad económica dejándola en 4,25%.