La iniciativa forma parte de un plan más amplio para atraer US$11.500 millones al año en inversión extranjera directa no relacionada con hidrocarburos

Bloomberg

Colombia tiene puesta la vista en empresas desde Asia hasta Europa y América Latina que pretenden reubicarse o expandirse en la nación andina ofreciendo incentivos fiscales y facilitando la inversión.

La iniciativa forma parte de un plan más amplio para atraer US$11.500 millones al año en inversión extranjera directa no relacionada con hidrocarburos para 2022, frente a un promedio de cerca de US$9.000 millones. Y dado que las medidas de confinamiento y las restricciones de viaje para frenar la propagación del covid-19 llevaron a la quiebra a miles de empresas y elevaron la tasa de desempleo urbano hasta casi 25%, Colombia cuenta con que nuevas inversiones impulsen la creación de empleo y aumenten las exportaciones.

De un grupo inicial de 250 posibles candidatos, el Gobierno ha identificado unas 20 empresas estadounidenses que han manifestado interés en trasladarse al país andino, según el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo.

Y, si bien Colombia ya había establecido un plan para que las empresas se reubiquen dentro de sus fronteras, coincide con la iniciativa del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para hacer que las empresas regresen a EE.UU. o sus países socios, como Colombia, que se incluirá en una fase piloto, según Restrepo.

“Lo que tenemos absolutamente claro es que la estrategia de relocalización es una estrategia de Colombia”, dijo Restrepo en una entrevista. “Aprovechar que Colombia tiene acceso a mercados internacionales con 17 tratados de libre comercio y utilizar al país como hub de exportación.

La ubicación geográfica de la nación, con acceso y puertos en los océanos Atlántico y Pacífico, también es un factor que ayuda a atraer inversiones.

El siguiente paso es concertar visitas con las empresas identificadas, la mayoría de las cuales están ubicadas en Asia, señaló Restrepo. Si bien declinó identificarlas, dijo que pertenecen en gran medida a las industrias de la moda, tecnologías de la información, metalmecánica, agroindustria y farmacéutica.

Después de que la economía registrara una contracción récord de 15,7% en el segundo trimestre respecto de un año antes, Colombia está comenzando este mes una nueva fase de confinamiento con autorización para que más negocios reabran, y cuenta con que la demanda de los consumidores ayude a impulsar la recuperación económica, indicó Restrepo. Ahora las personas pueden ir a centros comerciales y restaurantes y viajar por carretera y aire, lo que da un impulso muy necesario a industrias como la del turismo, una de las más afectadas por la pandemia.

El Gobierno proyecta que la economía se contraerá 5,5% este año y crecerá por encima de 6% en 2021.

Pese a que tuvo uno de los confinamientos más estrictos de la región, los principales indicadores de la economía, como el consumo de energía y la confianza empresarial, muestran que algunos sectores, como la manufactura, ya han comenzado a recuperarse, sostuvo.

Colombia tiene la séptima cifra más alta de casos confirmados de covid-19 en el mundo, con casi 625.000 contagiados, mientras que el número de muertos supera los 20.000.

“Hasta ahora, nuestro gran esfuerzo ha sido reactivar la economía desde el lado de la oferta”, dijo Restrepo. “De ahora en adelante viene un proceso de activación de la demanda. Esto es un giro de 180 grados respecto del modelo que teníamos hasta ahora, que es muy importante”.