El préstamo solicitado fue suscrito por una suma de $181.759 millones para financiar un programa de agua potable en La Guajira

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Con el propósito de financiar el “Programa de Agua Potable y Saneamiento" en La Guajira, el Gobierno Nacional informó que Colombia es el primer país en contratar un préstamo soberano con el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) en moneda local. La cantidad del préstamo asciende a $181.759.500.000.

Los recursos y el programa serán ejecutados por el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, cuyo plan detallado de inversión obtuvo el concepto favorable del Conpes mediante documento 3989 de 2020.

Según se detalló en un comunicado, este crédito se amortizará en una única cuota al 15 de septiembre de 2035, maximizando de esta manera la vida media permitida por el organismo internacional para este tipo de operaciones (15 o 25 años).

Así mismo se informó que la tasa de interés aplicable será el IBR más un spread que será definido en el momento del primer desembolso del crédito. También tendrá lugar una comisión de compromiso equivalente actualmente al 0,5% anual sobre el saldo por desembolsar.

“El préstamo reduce el riesgo cambiario, extiende el plazo promedio de la deuda pública y contribuye a desarrollar el mercado de capitales local. Es la primera de varias operaciones que realizaremos buscando maximizar el impacto social y los beneficios financieros de la política de financiamiento”, señaló César Arias, director general de Crédito Público y Tesoro Nacional.

El Gobierno aclaró que si bien, hasta el momento, "la Tesorería del BID en pesos colombianos se había utilizado para préstamos otorgados por BID Invest al sector privado, esta es la primera vez que el Grupo BID pondrá en marcha esta opción para un soberano".

Entre los principales objetivos de estas inversiones están: incrementar el acceso y calidad de los servicios de agua potable y saneamiento básico, así como mejorar la capacidad de gestión de los prestadores locales y apoyar su proceso de regionalización con el fin de aumentar cobertura, calidad y continuidad de los servicios públicos domiciliarios de acueducto y alcantarillado en esa zona del país.

Los resultados esperados son los que se presentan en la siguiente tabla: