Tras un poco más de 230 días, este fin de semana el país podría alcanzar la gran cifra de infectados, al igual que 30.000 muertes

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

Al cierre de esta edición, Colombia seguía en un total de 990.802 casos de personas que se contagiaron de covid-19 (cifra con corte al 23 de octubre), aunque con un acumulado de activos de más de 65.195. Y desde ya, en el Gobierno, y los asesores epidemiológicos saben que este fin de semana el país podría llegar a esa línea del millón de casos.

Según el panorama regional, sería el tercer país de América Latina en cruzar este margen (después de Brasil que al conteo del jueves iba en más de 5,3 millones de casos, y Argentina, que en la noche del miércoles cruzó el acumulado del millón).

“Analizar el periodo en el que un país llegó al millón de casos es clave para hacer una revisión del día a día del virus en una nación, y porque así se pueden empezar a reflejar los resultados de medidas tomadas por los gobiernos durante la pandemia de cara a la siguiente fase a la que se enfrentan”, dijo Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 28 de abril pasado, fecha en la que Estados Unidos superó ese margen de infectados.

Precisamente, a la Unión Americana le tomó cerca de 104 días en llegar al millón de casos, según reportó la Universidad Johns Hopkins, pues se conoció del primer contagiado el 15 de enero, y luego llegó a ese acumulado el 28 de abril, de acuerdo con esa institución.

Pero los expertos sugieren no comparar el desarrollo del virus en Estados Unidos con países como Colombia, pues los controles de prevención fueron mayores a nivel local, frente a la medidas que tomó el presidente Donald Trump.

LOS CONTRASTES

  • Fernando RuizMinistro de Salud

    “El covid-19 representa un decrecimiento prolongado. La reducción de Bogotá es una curva larga y tenemos una afectación de 98 casos de fallecimientos por 100.000 habitantes”.

Y aunque no hay una verdad absoluta sobre si un país está haciendo bien o no la tarea, Colombia tiene ciertos comparativos. Por ejemplo, si se tiene en cuenta que fueron poco más de 230 días para que el coronavirus llegara al millón de casos a nivel local, hay que tener en cuenta que un país como España (con un nivel casi similar al número de la población colombiana), allí el covid se tardó 261 días en superar el millón; (el primer enfermó apareció el 31 de enero y el pasado 21 de octubre completaron 1.005.295 casos).

En cambio, a nivel regional Brasil llegó a ese millón de contagiados en 115 días (el primer infectado se reportó el 26 de febrero, y luego de una criticada gestión por parte del gobierno de allí, el 19 de junio sumó 1.032.913 casos).

Quizás Argentina (por contexto social y poblacional), es el más cercano a Colombia en términos de medición. En ese país hubo fuertes controles como cuarentenas prolongadas en áreas metropolitanas. Allí se tardaron 230 días en llegar al millón de casos. (El primero fue el 3 de marzo, y el caso 1.002.662 fue anunciado el pasado 19 de este mes.

De igual forma, Manuel Ayala, médico epidemiólogo de la Universidad Javeriana, recordó que “las velocidades de contagio no son comprables por el denominador poblacional que es diferente casi siempre, pero lo que sí se puede detallar es cómo los países con mayor concentración de habitantes en las zonas urbanas muestran un nivel de contagio mucho más rápido”.

Igualmente, la pandemia en Colombia ha tenido varios matices, y de cara a un segundo pico, el Minsalud reporta que hoy hay cerca de 2.291 camas UCI para covid, de más de 10.000.

Promedios llevarían a los 30.000 fallecidos entre este domingo y el lunes
El otro número clave es el de fallecidos. Mientras que por el lado de muertes, también al corte del 23 de octubre, Colombia registraba 29.802, y en los últimos ocho días el promedio de fallecimientos con base en el reporte del Ministerio de Salud, era de 157 decesos fatales por el virus, eso indica que, matemáticamente, entre el domingo 25 y el lunes 26 de octubre también se llegaría a esa desafortunada línea de 30.000 personas a las que el covid les quitó la vida.