.
ARCHIVO Turquía, un posible Tratado de Libre Comercio que está ¿más cerca o muy lejos?
viernes, 25 de abril de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

José Roberto Concha V.

Nuestro país en la última década ha desarrollado una ambiciosa agenda comercial, que ha permitido la entrada en vigencia de 13 TLC con más de 50 países alrededor del mundo, con el fin de articular la economía local en los mercados internacionales. En este período Turquía ha sido una de las economías de Europa del Este con mayor dinámica económica y comercial, por ello la importancia de buscar un acercamiento con esta pujante economía. El país otomano se encuentra identificado como prioritario de acuerdo con la Agenda de Negociaciones aprobada por el Consejo Superior de Comercio Exterior de Colombia, en particular porque Turquía, al igual que Colombia, pertenece al grupo de los denominados Civets (Colombia, Indonesia, Vietnam, Egipto, Turquía y Sudáfrica), que reúne a países emergentes en el mundo que han mostrado un gran dinamismo en los últimos años. 

Turquía es un mercado de 74 millones de consumidores, en su mayoría jóvenes, con barreras significativas al comercio, con una economía fuerte y dinámica, que en los últimos 30 años aumentó su volumen de comercio exterior de US$7.000 millones a US$386.000 millones; aunque Colombia solo participa del 0,2% de este flujo es el tercer socio de Turquía en Latinoamérica, razón por la cual, el mercado nacional es uno de los principales objetivos de expansión de los turcos tras la crisis mundial de 2009, la cual afectó considerablemente el poder adquisitivo de Europa, principal destino de la producción otomana.

Los indicadores de comercio indican que, en los últimos años, el comercio entre ambos países muestra un superávit para Colombia con exportaciones que suman US$624 millones, de los cuales 90% son ventas de carbón; mientras que las importaciones alcanzaron US$121 millones, en su mayoría bienes de media y baja tecnología como productos textiles y confecciones, automóviles y alambrón de acero. Precisamente sobre este último ítem se refirió el embajador de Turquía en Colombia, quien afirma que el tratado se encuentra en stand-by ya que existen “sensibilidades no sólo en el sector agropecuario sino en otros sectores como en el del acero” mostrando su preocupación por la extensión de las salvaguardias por un año más a este bien. Soner Akdokur, consejero comercial de la Oficina Comercial de la Embajada de Turquía, también se expresó al respecto, indicando que “se puede afectar el flujo del comercio entre los países, pues Turquía, en los últimos años, ha tenido un elevado déficit comercial con Colombia y las salvaguardias generarían una distorsión en el mercado de los dos países”. En este contexto, ninguno de los dos diplomáticos se aventuró a dar una fecha para el reinicio de las rondas de negociación.

Es importante resaltar que en noviembre de 2013 hubo un intento por reactivar dichas negociaciones mediante la Comisión Económica Conjunta Colombia-Turquía, en la cual se evaluó y avanzó en los compromisos bilaterales. En especial se analizaron los excelentes resultados de la exención de visas para el tránsito de turistas entre ambos países, lo que ha permitido que en solo 3 años, el número de Colombianos turistas en Turquía aumentara de 3.400 a 14.200  viajeros. La comisión coincidió con los intereses de ambos Gobiernos por fortalecer las relaciones comerciales y fomentar la cooperación bilateral. 

Sería el primer TLC de Colombia con un miembro de los denominados Civets. Varios estudios concluyen que existen oportunidades de comercio para productos colombianos con potencial en el mercado turco, como los de las industrias químicas y conexas, plástico y caucho, productos minerales, textiles y manufacturas de cuero.

El TLC con el país euro-asiático resulta conveniente para Colombia tanto política como económicamente, solo resta esperar que las negociaciones se reanuden y las diferencias expresadas se superen.

Oportunidades comerciales para Colombia
Un acuerdo representaría una oportunidad para que ambos países vendan más bienes de los que ya comercian y genere oportunidades para diversificarse. En particular, dicho TLC se enmarcaría dentro de una estrategia de Colombia por acercarse comercialmente a Asiay promover su ingreso a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (Ocde), de la cual Turquíaes miembro activo.