.
ARCHIVO Siete normas a tener en cuenta para instalar un criadero de cerdos
martes, 27 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

Establecer un criadero de cerdo no es como soplar y hacer botellas.

Detrás de este negocio hay una serie de normas que el inversionista debe tener en cuenta, exigidas por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA),  y unos protocolos necesarios, para que la unidad productiva, pequeña, mediana o grande,  cumpla con reglas mínimas en salubridad, en temas ambientales, laborales y en general en buenas prácticas.  “Son normas totalmente cumplibles pero que requieren procesos y cuidados  y cuyo objetivo es lograr unidades porcícolas organizadas.  Es importante en el negocio cambiar esa concepción  que hay de que  se producen cerdos. No, lo que se está produciendo es un alimento que es carne y que va al consumo humano”, sostuvo el coordinador de Asistencia Técnica de la Asociación Colombiana de Porcicultores, Carlos Cárdenas. Un protocolo a tener en cuenta es la vacunación que depende del estatus sanitarios de la granja porcícola, de la dinámica de las enfermedades y de factores que puedan desestabilizar la inmunidad de un animal. “Es recomendable que los productores hagan uso del laboratorio de diagnóstico para saber si se tiene la enfermedad o no y cómo se debe establecer el programa de vacunas”, agregó Fernando Naranjo de la Asociación de Porcicultores.

La alimentación

La norma prohíbe el uso de desechos de alimentación humana para alimentar cerdos, estos son las llamada aguamasas conformadas de restos de comida preparada para el hombre. Se debe utilizar alimento balanceado que es de fácil consecución. También se pueden utilizar subproductos  de la industria de alimentos siempre y cuando se garantice la inocuidad de esos productos.

Un buen manejo ambiental

Las  explotaciones porcícolas deben por norma establecer un plan de trabajo para el manejo de la porcinaza  sólida y líquida, con el objetivo de no generar un impacto contaminante en el ambiente. En este sentido la explotación debe tener el visto bueno de la Corporación Autónoma Regional (CAR) donde tenga la unidad productiva.

Bienestar animal

Las normas contemplan no sólo temas en salubridad o buenas prácticas. También exige un bienestar animal, es decir, que el criadero cuente condiciones básicas en infraestructura, el espacio necesario para que se puedan echar y no incurrir en prácticas de maltrato o de violencia con los animales.

El uso del suelo

Antes de hacer la inversión y dar inicio a un negocio porcícola es importante conocer y tener claro el uso del suelo del lote donde se establecerá el criadero. Debe ser acorde con el POT en la región donde se ubique y que se establezca que es un suelo apto para desarrollar esta actividad.

Insumos con registro ICA

La recomendación que hacen los técnicos es que se utilicen insumos o materias primas con registro ICA para las diversas labores en la granja porcícola. Estos son medicamentos, desinfectantes, el mismo alimento, y otros elementos utilizados en la actividad.

Remedios recetados

La aplicación de medicamentos a los animales debe hacerse bajo receta, es decir tener un diagnóstico y una  fórmula de un médico veterinario. Lo que se recomienda es no aplicar a los cerdos medicamentos sin tener una motivación o sin el control de un experto en el tema.

Bienestar laboral

En el tema laboral, las unidades productivas porcícolas deben cumplir con las obligaciones de índole laboral, que contempla la ley colombiana, con los trabajadores vinculados, sin importar el número de empleados. Esto abarca a pequeños, medianos y grandes criaderos.

Las opiniones

Carlos Maya 
Presidente de Asoporcicultores
“El potencial para el sector en Colombia es bastante grande y para los productores el mercado local sigue siendo el primer reto”. 
 
Carlos Cárdenas 
Asociación de Procicultores
“son normas  cumplibles que requieren procesos y cuidados  y cuyo objetivo es lograr unidades organizadas”