.
ARCHIVO Samuel Tcherassi dice que sus empresas no son de papel
jueves, 23 de mayo de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Camilo Giraldo Gallo - cgiraldo@larepublica.com.co

El empresario barranquillero Samuel Tcherassi está en el ojo del huracán por las acusaciones de la Superintendencia de Industria y Comercio, que lo señalan de haber creado 46 empresas ‘fantasma’ para ser elegido como miembro de la junta directiva de la Cámara de Comercio de su ciudad. En entrevista con LR, Tcherassi dijo que sus empresas no son de papel y aseguró que 629 de las involucradas hacen parte de su red de distribución.

La Superindustria ve sospechoso que en tres meses usted haya registrado 46 empresas con la misma dirección y actividades económicas diferentes, todas con capital de $1 millón.

Como son de un grupo empresarial operan en la misma dirección. Es que yo no las estoy escondiendo, son mis empresas, pago impuestos por ellas. Pagué la constitución, la afiliación. La Cámara de Comercio verificó todos los requisitos de ley. El acto de afiliarte no es un acto de yo con yo. Tú pagas y presentas tu documentación, la Cámara de Comercio la revisa, te pide el pago, tú cancelas y te dan un carné. Mis empresas llevan libros, tienen contador y tienen domicilio. Estamos en diferentes sectores, porque eso hace parte de una estrategia comercial en la que estamos montando una red de distribución como un Amway o un Herbalife. Lo importante es que no son empresas de papel porque tienen dueño, doliente, capital y todo lo que dice la ley que debe tener una empresa. La dirección que aparece es la de notificación judicial por eso es la misma para todos los registros. Mi grupo empresarial opera en la zona franca de Barranquilla en unas instalaciones de más de 6.000 metros cuadrados, con más de 700 empleados.

¿Por qué las registró en el periodo anterior al vencimiento del plazo para las elecciones?
Es que el Superintendente se ha dedicado a oír una sola versión. Yo he pedido en todas las instancias donde estamos que nos practiquen una inspección judicial y vean desde cuándo este proyecto inició. Ellos lo han querido hacer coincidir en el tiempo. Pero si tú vas a las empresas, verás que existen actas de junta que constan desde cuándo estamos nosotros en todo esto y cómo fue el génesis. Lo que estamos diciendo es que nos han violado el derecho a la defensa. La Superintendencia nunca ha ido a ver los libros, no nos ha dicho que van a ver las certificaciones de los contadores, ver si tienen los libros de los accionistas al día.

¿Entonces las empresas no fueron creadas para ganar las elecciones?
Mis empresas tienen niveles de facturación altos, generan más de 700 empleos, estamos en el sector automotriz, agropecuario, textil, hotelero. Si piensas que esas son empresas de papel, yo digo que debería haber muchas más empresas de papel que generen ese tipo de empleos y que tengan ese nivel de facturación. Ahora, esas empresas sí votaron por mí. Yo no les voy a decir que voten por las otras listas. Eso se ha querido satanizar de alguna manera. La Cámara de Comercio de Barranquilla es muy pequeña. La Superintendencia habla de unos intereses porque tiene un presupuesto de $20.000 millones. Eso es ridículo cuando la Cámara de Comercio de Bogotá maneja $300.000 millones. La Cámara está atrasada y nosotros venimos con una propuesta incluyente, agresiva, moderna de cara al TLC. La Cámara paga salarios por $8.000 millones. No es rentable ni productiva. No debe tener un gerente de $30 millones, con carro de $140 millones. Es una pyme con salarios de multinacional petrolera exitosa. Cuando llegamos a pisar todos esos callos nos salieron enemigos.

Hay otras personas que aparecen en el listado con decenas de empresas creadas, ¿usted conoce a algunas de estas?
Yo puedo responder por mis empresas pero no por las de otras personas. Lo que te puedo decir es que de todas esas personas que tienes ahí ente las 1.500, 629 hacen parte de nuestra red de distribución. El resto no tengo absoluta idea de quién son ni siquiera. Y todas las que son nuestras están debidamente reglamentadas, documentadas, capacitadas.

Esas empresas tienen solo $1 millón de capital y es curioso que, por ejemplo, un alquiler de equipos agropecuarios tenga un capital tan bajo…
El hecho de que tengan $1 millón no quiere decir que no las puedas capitalizar o fusionar. Vuelvo y digo, eso hace parte de un plan comercial. Hablemos en un año y vas a ver. Ningún negocio nace grande. Ahí hay una proyección a 15 años. Nadie me obliga a que yo constituya mis empresas y al día siguiente volverlas una superempresa.

La opinión

Pablo Felipe Robledo
Superintendente de Industria y Comercio

“Se quiere tener protagonismo en Barranquilla para patrocinar campañas políticas y hay interés en el Centro de Eventos y Exposiciones del Caribe”