.
ARCHIVO Rentabilidad del agro, principal problema para exportar
sábado, 15 de marzo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Cinthya Ruiz Granados - cruiz@larepublica.com.co

Que el agro colombiano no sea rentable es el principal problema para que las exportaciones del sector no tengan variación. En los últimos cuatro años, las ventas al exterior de los productos agrícolas no superan los US$7.000 millones y se han mantenido en alrededor de US$6.000 millones.

Este es el resultado de un conjunto de problemas que impide que el país sea despensa del mundo.

Altos costos de producción, escasez de la tierra, poca tecnología, falta de competitividad, infraestructura, son algunos de los factores descritos por expertos que han incidido en el resultado de las ventas al exterior.

El presidente Juan Manuel Santos anunció la creación de la comisión reguladora de precios agrícolas y pecuarios, entidad que se encargará de vigilar el valor de los insumos para el sector agrícola.

Campesinos y empresarios del agro se han quejado más de una vez de los altos precios de los insumos que repercuten en el valor final del producto.

Darío Fajardo, profesor de la Universidad Externado y experto en desarrollo rural, explica que el principal problema son los costos de producción. “Si miramos lo que vale la tierra, sacar un crédito, los insumos, el transporte, son precios muy elevados comparados con países vecinos, el modelo económico con las tasas de interés favorecen al sector financiero”.

Rafael Hernández, presidente de Fedearroz, asegura que el campo no es rentable y que por eso se ven estos resultados en las exportaciones. “Para los productos de ciclo cortos, no ha habido inversión en infraestructura por parte del Estado. Vemos al Gobierno con la intención pero falta ver cómo la ejecuta”.

Mauricio Reina, investigador asociado de Fedesarrollo, explica que Colombia produce los mismos productos exportables desde hace 20 años. “Esos son una porción muy pequeña de lo que cultiva Colombia, que produce los mismos alimentos desde hace varias décadas sin competitividad”.

Carolina Lorduy, directora de la Cámara de Alimentos de la Andi, agrega que la oferta exportable es la misma debido a que desde ese entonces se ha negociado en acuerdos comerciales los mismos productos. “En las negociaciones siempre se le daba prioridad a esos cuatro productos y ese era el interés y el lobby del Gobierno, y así no debía ser”.

En el histórico de los últimos cuatro años, los productos varían por monto exportado pero son los mismos: café, flores, banano y azúcar.

“La causa de que no haya una oferta exportable diversa se debe a la falta de definición de unas reglas de juego claras que permitan tener un desarrollo hacia otros mercados, sumada a la falta de una política de baldíos”, asegura Javier Díaz, presidente de Analdex. Hace falta la definición de cuáles productos deben ser exportables y cuáles no.

Henry Vanegas, presidente de Fenalce, explica que el maíz no es un producto exportable ya que debido a la apertura económica se importa más maíz del que se produce. “No hubo apertura para los insumos, los combustibles y el crédito. Nos mandaron a una guerra comercial sin estar preparados, sin tecnología”.

En el caso de la leche, Jorge Martínez, presidente de Asoleche, dice que los problemas de su sector para no aparecer en el top de los más vendidos se debe a dos temas clave. “El primero, altos costos de producción para el ganadero, y la admisibilidad sanitaria en otros países”. Que el país no tenga el estatus sanitario que se necesita para entrar a otros mercados incide.

Para mejorar la calidad sanitaria se necesita infraestructura para el riego de cultivos y una buena utilización de los pesticidas. “En el país no hay una asistencia técnica que vigile que no se sobreutilicen los insumos”, agrega Fajardo. Gastar de más en la cadena de producción tiene como efecto el encarecimiento de la producción.

Por otra parte, es necesario que el sector agrícola le apueste a los productos con ventaja comparativa. “Colombia no se ha orientado hacia la producción de alimentos del área tropical, esa es nuestra ventaja frente a otros países”, señala Reina y recomienda que el Gobierno debe apostarle a las frutas. “Hay más de 40 productos identificados con potencial gracias a este clima”. El ministro de Comercio Exterior, Santiago Rojas, explica que el sector debe entender que hay que abrirse al mundo. “Entendemos que esto genera temores, somos conscientes que tenemos que ser competitivos pero la globalización existe”. Por último, para cambiar el escenario actual, Reina dice que “el peor favor que puede hacer un gremio a sus agremiados es negar la realidad de la apertura económica, que están contra el reloj para reconvertir el sector y ser competitivo”.

Alianza del Pacífico no es una amenaza para el agro
Luego de las quejas presentadas la semana pasada por el sector agrícola, el ministro de Comercio, Santiago Rojas, aseguró que no hubo descuidos a la hora de negociar este sector y que la Alianza del Pacífico no significa una amenaza. Reconoció que el agro sí enfrenta problemas de infraestructura y de contrabando. Algunos de los productos que quedaron bajo condiciones para importarse a Colombia son, en el caso de Chile, el pollo, que ingresará con un arancel base de desgravación de 164% por 16 años. Para el maíz amarillo de México habrá una desgravación en 17 años del impuesto y tendrá 12 años de gracia. También se protegió la papa, carne bovina, cebolla y la leche en polvo a pesar de que para algunos de ellos no era necesaria la contingencia.

Las opiniones

Mauricio Reina
Investigador asociado de Fedesarrollo

“Colombia produce los mismos productos exportables desde hace 20 años. No hemos encontrado nuestra ventaja comparativa”.

Rafael Hernández
Presidente de Fedearroz

“Para los productos de ciclos cortos no ha habido inversión en infraestructura. Vemos al Gobierno con la intención, pero falta ver cómo la ejecuta”.