.
ARCHIVO “Llegaremos a la necesidad de exportar”
martes, 7 de octubre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Paula Delgado - pdelgado@larepublica.com.co

Con propuestas en los frentes de comercialización, contrabando, acceso a créditos, adopción de tecnología y certificaciones de sanidad, se cerró la XVII versión del Congreso Bianual Exposición Nacional Avícola, organizado por la Federación Nacional de Avicultores (Fenavi).

El presidente del gremio, Andrés Valencia, en entrevista con LR, habló de los retos que señalaron los propios empresarios en el marco del encuentro más grande de esta industria.

¿Qué oportunidades en comercialización se tienen?
A diferencia de la carne de cerdo o res, en pollo sí hay marcas, esa es una oportunidad por aprovechar en conjunto con lo que estamos haciendo en las campañas de publicidad. Así se apalancan las empresas y se incrementa el consumo.

¿Le apostarán a las exportaciones?
Es una alternativa de crecimiento para un sector que hoy dedica 100% de su producción al mercado interno. Sabemos que habrá más competencia, especialmente de productos provenientes de Estados Unidos por el TLC en vigencia. Al final se llegará a la necesidad de expandirnos en otros mercados, para lo que esperamos el Gobierno nos apoye en el mediano plazo.

¿Hay oportunidad de ofrecer valor agregado?
Sí, pero en Colombia el consumo es de pechuga o muslos, la gente todavía no está pasando a demandar preparaciones adicionales. Aún así ya hay empresas que están haciendo lonchitas de clara de huevo o nuggets de pollo. En la medida en que los productos del exterior empiecen a competir de frente con los nacionales, los productores darán ese paso.

¿Qué tan concentrada está la producción?
En pollo 20 empresas explican 75% de la producción, en huevo 40 representan 49%. Para esta industria se requiere de una infraestructura importante; al final solo sobreviven quienes están en capacidad de sacar un producto apto para el consumo.

¿Qué revisarán frente al uso del suelo?
El suelo se está utilizando para todo menos para actividades agropecuarias, con el agravante de que esta tendencia quiere desplazar las granjas. La avicultura provee dos millones de toneladas de proteína al año, necesitamos de una protección jurídica que nos permita permanecer donde estamos sin que el día de mañana un concejo municipal decida cambiar su POT.

¿Y con respecto al contrabando?
Necesitamos una política donde las penas y multas sean más altas que lo que deja la actividad.