.
ARCHIVO En el negocio bovino, ¿Cuál conviene más?
martes, 14 de abril de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Paula Delgado - pdelgado@larepublica.com.co

En primer lugar la ganadería para producción de carne es conocida como un negocio a largo plazo, esto dado que el proceso de levante del animal puede durar incluso cinco años en los cuáles la inyección de recursos debe ser continua aún cuando no se ve ninguna rentabilidad.

Por el contrario, las novillas para leche le estarán generando ingresos en menos de tres meses que es cuando todo está listo para iniciar el ordeño, de acuerdo con las prácticas adoptadas por el gremio.

Diego Ortiz Ortega, médico veterinario e investigador Phd de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoica), explica que en la ganadería de carne los animales se valoran y se pagan de acuerdo con su peso. “Por eso es tan importante la fase de levante, que está ligada a la calidad alimentaria, pues el animal debe consumir cada día lo equivalente a 10% de su peso en pastos, concentrado y sal mineralizada para lograr una ganancia de peso de 1.000 gramos al día”, cuenta.

Por su parte, Marcela González, médica veterinaria y administradora de la finca Lechera Jersey, asegura que la mejor vía para confirmar una excelente ganadería es comenzando con una buena crianza. “Uno sabe si la vaca es buena revisando su línea genética, conociendo la madre del animal, valorando la leche que produce y de eso se tiene garantía cuando el ganado se compra en establecimientos certificados”, resalta.

La raza por excelencia para la producción de carne en el país es el Cebú Brahman. Esta variedad, que constituye 95% del hato nacional Cebú, se caracteriza por tener altos niveles de adaptabilidad a las condiciones del trópico, así como por su excelencia en términos de  precocidad (permite el entore a menor edad), productividad,  calidad, ganancia diaria de peso y rentabilidad, de acuerdo con Asocebú.

Por su parte, las europeas Holstein y Jersey son las preferidas por quienes se dedican a la producción de leche, teniendo la segunda una mayor demanda en los últimos años. El ganado de color tostado y silueta angulosa que puede pesar más de 400 kilos, es ideal por su precocidad, fecundidad, mansedumbre, eficiencia, rusticidad en diversos climas y longevidad, según AsoJersey.

Cómo iniciar

Para ambos casos los expertos hacen las mismas recomendaciones: seleccionar un terreno donde tradicionalmente se desarrolle la actividad, lo cual es un indicador de la fácil adaptación del bovino. También es fundamental que se cuente con fuentes hídricas como ríos o lagos, ya que el animal consume hasta 10% de su peso al día en agua.

La primera tarea que debe hacerse una vez cuente con el lote es esperar a tener pastos crecidos, lo cual toma en promedio 60 días. Con el tiempo además se recomienda destinar recursos a la compra de semillas forrajeras, construcción de reservorios de agua, establecimiento de establos (para poder refugiar a los animales en sus primeros días o en periodos de recuperación) y adquisición de maquinaria.

Qué se demanda más

Jenro Pérez, gerente de Colanta, hizo un llamado a los productores para que incursionen en el negocio de la producción de carne. “En el mundo sobra leche, pero falta carne, hay que producir más”, dijo.

El directivo hace referencia además a la falta de una oferta de alta calidad pues 90% del consumo nacional proviene de Cebú cuando en el mundo es Angus la preferida por excelencia.

Por eso viene fomentando su cría acompañando al productor en la migración de modelo lácteo a cárnico y garantizándole la compra con pagos de hasta $24.000 por kilo en la planta de beneficio FrigoColanta para la elaboración de productos cárnicos de su marca Montefrío.

Siguiendo los mismos cuidados

Con ganado para carne o para leche, los cuidados de los ejemplares son bastante similares. Procesos como el descorne los primeros días y la vacunación anual contra mastitis e infecciones bovinas (leche) aftosa y enfermedades clostridiales (carne) son fundamentales para protegerlos de enfermedades mortales.  Dependiendo de la cantidad de animales calcule el número de trabajadores que requerirá, un cálculo inicial recomienda que cuente con 1,5 colaboradores por cada 10 bovinos. Además recuerde que es prudente que en promedio cada mes un veterinario externo le haga una visita para verificar el estado de su hato.

Las opiniones

Jenaro Pérez
Gerente de Colanta
“En Colombia no hay buena producción de carne, por eso estamos promoviendo que el campesino entre al negocio”.

Carlos Osorio
Gerente Técnico de Fedegán
“En promedio por la capacidad de carga del suelo se pueden tener 0,61 animales por hectárea en condiciones normales de manejo”.