.
ARCHIVO Devotion incursiona en la comercialización de café silvestre
miércoles, 12 de junio de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Alexandra Goldemberg S. - agoldemberg@larepublica.com.co

La empresa productora y comercializadora de cafés especiales, Devotion, siempre está en la búsqueda de nuevas oportunidades de negocios y de ayudar a las comunidades nativas que necesitan cierto apoyo en el campo.

Para esta firma las zonas más difíciles del país, consideradas zonas rojas, no deben ser olvidadas. “Estas zonas son tesoros únicos que descubrimos continuamente. Tierras extremadamente fértiles con cafés exóticos y gente hermosa. Con ellos trabajamos y demostramos que un cultivo de café es mejor que uno ilícito”, contó el fundador de la empresa, Steven Sutton.

Al principio de este año, Devotion junto con la Fundación de la reconocida chef colombiana Leo Espinosa, ubicó a la comunidad Guamal en Caldas. En esta zona encontraron siete fincas abandonadas donde  estaba creciendo café afro colombiano, también llamado, ‘café salvaje’. 

Desde hace un tiempo, en la comunidad Guamal olvidaron sus cafetales por una mala experiencia. Perdieron plata y el negocio ya no era rentable, y por eso se dedicaron a producir caña. Para Sutton, lo que ocurrió hace 20 años en las fincas, hoy, se convirtió en una ventaja para una compañía como Devotion.“La gran sorpresa para mi es que fui a ver un ecosistema de café que no he visto en mi vida”.

“Cuando probamos las tazas nos dimos cuenta que acá había algo más allá del café”. La mitad sale malo pero la otra mitad sale con un sabor impresionante. Y como ellos no buscan cantidad si no calidad y sostenibilidad, encontraron que esas fincas lo tienen todo.

El empresario explicó que este cultivo no tiene nada que ver con un cafetal. Además, hay una gran diferencia entre el café salvaje y el café típico, y es el sabor, porque está creciendo de una forma diferente. Las fincas parecen una selva, están cubiertas completamente por árboles. “Así tenia que ser el café hace tres mil años” agregó. El único contacto humano que tiene es ir a recoger las cerezas. Por lo tanto, los empresarios hicieron un trato con la comunidad. Los Guamal tienen que hacer ciertas cosas como reciclar, cuidar más el medio ambiente y ellos les pagan el 60%  por encima de lo que estaban recibiendo. Además, el 5% de la ventas es para la comunidad.

Esperan que este negocio sea todo un éxito, porque un café silvestre no es muy fácil de encontrar. Y para todo el mundo lo más importante debería ser la sostenibilidad. “La naturaleza es sabor. Sin ella, el café es insípido, y nuestro futuro ecológico incierto”.

El café salvaje de la fundación Leo Espinosa 

Tres aspectos muy importantes del café salvaje es la calidad, la  responsabilidad social y que no se ha visto en ningún lado de Colombia. En este momento el producto no tiene un volumen muy alto, entonces lo quieren dejar exclusivo para los restaurantes de la chef y lo que queda lo van a comercializar en los supermercados colombianos y estadounidense. Sutton asegura que el café que la gente compra debería ser amigable con el medio ambiente. “Este café es la máxima expresión de sostenibilidad”.

“La naturaleza es sabor. Sin ella, el café es insípido, y nuestro futuro ecológico incierto. hay que empezar a cuidar y pensar más en el medio ambiente”. 

Nelson Vargas

Gerente de Calidades Café Devotion S.A.S

“La alta gastronomía es un estilo de vida. Por esto trabajamos todos los días para destacar nuevos sabores y experiencias con responsabilidad social ”. 

Juan Pablo Isaza

Gerente Comercial Café Devotion S.A.S