.
ARCHIVO De un 2013 amargo a un 2014 más optimista
jueves, 27 de febrero de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ximena Ramírez - xramirez@larepublica.com.co

2013 no se puede considerar un buen año en materia de rentabilidad y condiciones para la inversión en la mayoría de renglones agropecuarios.

Aunque de la producción agropecuaria en términos reales el año pasado registró un crecimiento de 5.4%, como resultado del buen desempeño del café que vio aumentar su cosecha en 41%, los productores estuvieron expuestos al contrabando, descenso de los precios internacionales, importaciones y la tasa de cambio. 

Tan solo los cafeteros que fueron los que aportaron 3 puntos porcentuales al PIB agropecuario, calificaron 2013 como su año más amargo en los últimos tiempos, básicamente por los precios deprimidos. La carga de 125 kilos del grano estuvo por debajo de $300.000 durante los 12 meses del año. 

Para este año la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) proyecta un crecimiento de la actividades agropecuarias entre 3% y 3.5%, lo que significa volver a tasas de crecimiento inferiores al del resto de la economía, teniendo en cuenta que los pronósticos iniciales de los analistas sobre el crecimiento de la actividad económica en su conjunto se acercan a 5%.

En ese orden de ideas, los desafíos del Estado y del sector privado frente a la recuperación de los resultados del sector no son menores. 

El mejoramiento e integración de las cadenas productivas, alcanzar campos de desarrollo tecnológico y el aumento de la productividad, son clave para que el sector vuelva a tener un aire de optimismo.