.
ARCHIVO Cuatro casos de innovación empresarial jalonan el sector
martes, 9 de junio de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Paula Delgado - pdelgado@larepublica.com.co

Un adecuado manejo de aguas y suelos, el desarrollo del aceite Alto Oleico, las alianzas productivas estratégicas y procesos de certificación internacional, fueron algunos de los ejemplos destacados como innovadores y que han representado un impacto determinante en la competitividad de la industria palmera colombiana.

El presidente de Fedepalma, Jens Mesa Dishington, aseguró que es necesario hacerle ver a toda la comunidad que hay que seguir por el camino del emprendimiento.

“Esos arreglos son institucionales, maneras de hacer las cosas, descubrimientos en otros casos, desarrollo de productos, nuevos proyectos, que nos van mostrando que si el sector se pone a trabajar con ese ánimo, vamos a seguir teniendo transformaciones que redunden en beneficios en la agroindustria, en momentos en donde se siente como un quiebre en el momento de la agricultura colombiana”, aseguró, haciendo referencia a la necesidad de conquistar nuevos mercados e incursionar en otros negocios.

Finalmente, durante su intervención manifestó que es necesario “ponerle doble empeño en retomar ese espíritu creativo para tratar de hacer nuestros negocios cada vez más modernos, competitivos y rentables”, lo que significa no limitarse en las inversiones.

Buenas prácticas agrícolas previenen enfermedades

Francisco Barreto Solano, gerente de Palmar El Borrego, expuso durante el Congreso acerca del manejo de aguas y suelos. Al respecto destacó que han sido fundamentales el riego en el verano para definir ciclos productivos y el drenaje en el invierno para prevenir enfermedades. “Además, en la preparación de suelos los análisis físicos y químicos identifican las debilidades y fortalezas del predio”, afirmó. Barreto también mostró el trabajo de bancales, una innovación colombiana, que genera un nivel freático inferior que mitiga el riesgo de enfermedades y permite el crecimiento acelerado de la raíz de la planta.

Alto oleico le compite a aceites de alta gama en el mercado

Gracias a una alianza científica con el Centro de Investigación en Agricultura para el Desarrollo (Cirad) Hacienda La Cabaña S.A. desarrolló un híbrido de palma alto oleico con materiales resistentes a diversas enfermedades como la pudrición del cogollo. Camilo Colmenares, gerente de la firma, presentó un nuevo aceite que esperan entregar directo al consumidor final por sus propiedades nutricionales y resistencia a altas temperaturas. Carlos Dominguez, comercial de la firma, explicó que se distribuirá en las grandes superficies del país como producto gourmet en los próximos meses.

Inclusión productiva con los pequeños palmicultores

Hasta 90% de la fruta que se procesa Grupo Empresarial Oleoflores proviene de pequeños agricultores que tienen entre 0,5 y dos hectáreas, de manera que de las 52.000 hectáreas que tiene la finca 42.000 están sembrabas bajo este modelo llamado alianzas productivas, según Carlos José Murgos, gerente agroindustrial. Albel Mercado Jarabe, vicepresidente de Asuntos Corporativos manifestó que bajo el modelo han blindado al negocio “al asegurar proveedores y socios a largo plazo, generado más de 15.000 empleos entre directos e indirectos y mejorado la calidad de vida de 2.000 familias”.