La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Alexandra Goldemberg S. - agoldemberg@larepublica.com.co

Hacer revisiones rigurosas y periódicas de la acidez y la alcalinidad del suelo, es una de las estrategias más importantes que deben implementar los agricultores. El poder identificar y controlar las características de el pH de los cultivos, le permitirá subsanar posibles riesgos y desbalances en la tierra. Esto a su vez, le garantizará un mayor rango de rentabilidad en la producción.

“Las muestras se deben sacar en lugares lejos de carreteras, potreros y casas, donde no se haya aplicado “enmienda” o fertilizantes, esto para no alterar la muestra”. Afirmó Pablo Rodríguez. Funcionario de la empresa Splendid Inversiones.

Rodríguez, también agregó que se deben tomar 5 submuestras por lote y mezclarlas para obtener una muestra representativa. Se deben sacar los primeros 5 cm de capa orgánica y hacer una micro calicata de 25 a 30 cm de profundidad.

El pH del suelo está inversamente relacionado con el aluminio, o sea que entre más ácido sea el suelo, mayor será el contenido del aluminio.

“El alto contenido de aluminio en los suelos es muy negativo para los cultivos, dado que este elemento es tóxico para las plantas, que se ven afectadas en su crecimiento, desarrollo y en abortos florales”, dijo Rodríguez.

La asimilación de nutrientes está determinada por el balance del pH y si no existen las condiciones necesarias, el proceso se verá truncado.

Para darle solución a esta problemática, según  la recomendación de expertos, se debe acudir a la “enmienda”, proceso mediante el cual se neutraliza el pH con elementos alcalinos para reducir los contenidos de aluminio”.

Los elementos más utilizados en esta práctica son la cal dolomita, la roca fosfórica y el yeso.

Para efectuar la utilización de los mencionados anteriormente, se recomienda hacer una mezcla y usar entre 2 y 6 toneladas por hectárea para corregirlo, esto dependiendo de los resultados de las muestras del suelo. En los Llanos Orientales, más específicamente en la región de la Altillanura, donde se espera un importante crecimiento en proyectos agrícolas, es vital entender este concepto, ya que los suelos son óxisoles; suelos antiguos con altos adjuntos de hierro, aluminio, y pH bajos.

Como medir el ph del suelo

Los expertos recomiendan medir el pH, para identificar si el suelo es demasiado ácido o alcalino. Recuerde tomar muestras de suelo a distintas profundidades.  Debe de prestar atención si el pH esta por debajo de 5,5.

Las opiniones

Armando Ovalle

Administrador Plantación El Tesoro

“Es muy recomendable analizar los suelos mediante muestras para así corregirlos y  para obtener cultivos óptimos”.

Pablo Rodríguez

Palmicultor

“Se debe sacar los primeros 5 centímetros de la capa orgánica y hacer una micro calicata de 25 a 30 cm de profundidad”.