Analistas

La tasa de interés más baja de la historia

GUARDAR

Somos testigos de asuntos que jamás habríamos imaginado. Un presidente afrodescendiente en Estados Unidos; un Papa latinoamericano y además jesuita en el Catolicismo; China líder mundial en la economía; y Colombia con tasa de interés de financiación formal, nunca antes vista.

 
 Hace un par de semanas, en el programa Hora 20 de Caracol Radio, siendo tema central la vivienda, en presencia del Ministro Vargas Lleras, comentamos que el esfuerzo fiscal que hace el Gobierno de subsidiar para unos casos la tasa de interés, por las condiciones del crédito hipotecario, debería haberlo asumido la banca. 
 
Las condiciones de la economía colombiana, la creciente capacidad de ahorro y de endeudamiento de los hogares, la sostenida valorización inmobiliaria, la sanidad de la cartera hipotecaria, el hecho que el valor a  financiar de la vivienda nueva en promedio no supera el 50% del valor del bien adquirido, indicaban la posibilidad de bajar las tasas de financiación. 
 
Es decir, desde el punto de vista de riesgo, el crédito hipotecario que financia la actividad edificadora y la adquisición de vivienda, permitían la baja de las tasas de interés. El Emisor al bajar su tasa de intervención y el gobierno nacional al bajar la tasa de crédito del Fondo Nacional de Ahorro al 5% anual, emitieron una señal de confianza y de direccionamiento del costo financiero a la baja, que el mercado debía asumir.
 
Pues bien, días después las instituciones bancarias, han venido anunciando la disminución de las tasas de interés, con lo cual quedó demostrada la capacidad de acción y de esfuerzo de la banca en favor de los usuarios del crédito hipotecario y de la economía como un todo. 
 
A su turno, la baja significativa de la tasa bancaria debe contribuir a la necesaria  masificación del crédito hipotecario. En nuestro país ha existido una distancia grande entre la creación de hogares por año y la construcción de viviendas formales, al igual que entre la actividad edificadora y lo que se financia con crédito bancario. De ahí el déficit habitacional y la baja participación de la cartera hipotecaria en relación de la cartera total y del mismo PIB. 
 
Vale recordar que el Gobierno asignó nuevos recursos para acceder al beneficio de cobertura de tasa de interés,  para viviendas entre 80  y 197 millones de pesos. Tasa subsidiada en 2,5 puntos porcentuales, quedando en el 7% anual. Este subsidio fiscal es para los primeros 7 años, del crédito para los restantes, todos los bancos anunciaron que lo asumen. 
 
Paralelamente, los bancos están apoyando a las constructoras con oferta de crédito con tasas a la baja,  que hacen sostenible el crecimiento de la actividad.  En este mercado, en horabuena ingresa el Banco de Bogotá, que le compite con su magnífica red a Bancolombia y Davivienda, poseedores del 70% de la cartera hipotecaria del país y a las demás instituciones que con buen manejo han contribuido a que los colombianos adquieran vivienda. 
 
Así las cosas, nos encontramos en un magnífico momento  para adquirir vivienda financiada. Las bajas tasas de interés apuntalan el crecimiento de la industria y el aumento patrimonial de los hogares al comprar vivienda con crédito hipotecario.   La rata de valorización de la finca raíz es superior a la tasa de interés que la financia.
GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés