.
Analistas 05/12/2021

Espumas que se van y amores peregrinos

Ramiro Santa
Presidente Sklc Group

Empresas y marcas icónicas que han sido y son orgullo de Colombia y sus regiones van pasando y van dejando huellas que se conectan con recuerdos asociados a historias que demuestran el coraje de los emprendedores y empleados comprometidos que hicieron realidad estos sueños.

Algunos aun recordamos las ensambladoras de vehículos, de electrodomésticos, asi mismo de oficios como los agentes viajeros que como Melquiades de 100 Años de Soledad recorrían por mar, ríos, tierra y aire todo el territorio vendiendo con acento paisa desde cubiertos hasta licuadoras y de igual modo inmigrantes con pasaporte turco, (pero de nacionalidad libanesa y siria) sus telas y confecciones.

En ese entramado de empresas y guapos empresarios colombianos también entra la minería, petróleo y gas que siguen siendo desde siempre los rieles de la macroeconomía del país y que han servido como motor de la infraestructura de país y de otras actividades económicas como la quina, el café, el algodón, el azúcar, las flores y en la manufactura de autopartes, textiles y alimentos procesados.

Quien pudiera pensar que los oficios mas importantes con el paso del tiempo se acabarían o se marginalizarían como los boticarios, los herreros, los afiladores de cuchillos, los remontadores de calzado, los telegrafistas, los fotógrafos de parque, los tipógrafos, los voceadores de periódicos, las costureras domesticas y así mismo industrias y empresas de importancia que por falta de gerencia y de entendimiento del entorno terminaron sus labores o están en proceso de liquidación, como son el transporte férreo colombiano.
Esto es inaudito, ya que en países con topografía similar a la nuestra los trenes son la alternativa fácil, costo eficiente y de vanguardia por lo amigable con el medio ambiente y costos bajos de operación. Esto sin mencionar el transporte fluvial en un país irrigado por toda la geografía.

En estas épocas decembrinas las oficinas de telegramas estarían llenas con personas enviando saludos navideños o coordinando la logística de fin de año. Hoy cuando llega un “Marconi” es una pésima noticia pues solo los juzgados envían telegramas pues es una disposición de ley. El tren no se ha podido levantar, las velas y veladoras son solo para las iglesias, el estropajo para un mercado selecto, la curarina, el merthiolate y la sulfa solo un recuerdo como las bicicletas Monark, brillantina Moroline y el fijador Lechuga.

Con el contrabando desenfrenado como parte de la cadena de lavado de dinero del narcotráfico, las importaciones indiscriminadas de productos subsidiados de otros países, el alto costo de los crédito y la falta de olfato y astucia de directivos, sindicatos, gremios, gobierno y legisladores se siguen entorpeciendo el crecimiento, por no mencionar las campañas políticas con paros, bloqueos y vandalismo. Mientras tanto los inversionistas extranjeros que si están viendo las oportunidades y están llegando y están comprando y están cambiando el escenario de los negocios.

El país entero debe acompañar a los empresarios colombianos y comprar lo que produce la industria, el campo, el turismo doméstico; por su parte quienes legislan deben pensar y no entorpecer lo que es Nacional y legislar para facilitar, promover y ayudar a hacer competitivo el sector productivo. A final de cuentas un país es rico si tiene la capacidad de dar empleo digno, conseguir impuestos para invertir en salud, educación, conectividad y cuidado de los mas vulnerables.

En términos de mercado todas estas situaciones son oportunidades como lo está demostrando los grandes diseñadores de moda colombianos, las exportaciones de cafés especiales y la misma agenda económica, ambiental y sanitaria nos obligará cada vez mas a consumir lo natural, lo saludable, lo de nuestro campo; a propiciar la economía circular y el reciclaje, al turismo de naturaleza, de cultura, y a la medicina de la prevención y del Cuidado.

¿Ya pensó en su emprendimiento para el 2022 y en el gobierno futuro que le va a dar las condiciones?