Analistas

La aritmética de Mitt Romney no encaja

GUARDAR

Otro día más y otra gran mentira de Mitt Romney. Ahora, el candidato presidencial republicano dice que conservará las partes buenas del Obamacare, particularmente la cobertura para la gente con enfermedades preexistentes, mientras que desechará el resto.

Eso no se puede hacer – y el Sr. Romney sabe muy bien que no se puede hacer porque la lógica del Romneycare de cuando fue gobernador de Massachusetts es la misma detrás de la lógica del Obamacare.

Supongamos que quiere garantizar seguro para la gente con enfermedades preexistentes. Bueno, puede establecer una “calificación comunitaria”, requiriendo que las compañías de seguros pongan a disposición de todos las mismas pólizas. Pero si hasta ahí llega, ya sabe lo que va a pasar: la gente sana se saldrá, dejando atrás una fuente de alto riesgo y alto costo.

Entonces, también debe tener un mandato que exija que la gente compre un seguro. Y no se puede hacer sin subsidios, para que la gente de bajos ingresos pueda pagar sus pólizas.

La lógica inexorable de la situación, entonces, lleva a una banca de tres patas de calificación comunitaria + mandato + subsidios = ObamaRomneycare.

Entonces, ¿el Sr. Romney cree que somos estúpidos? ¡Vamos! También piensa que nos creeremos sus promesas de que recortará 5 billones de dólares en impuestos pero que compensará los ingresos cerrando lagunas no especificadas de tal forma que no se aumenten los impuestos de la clase media – lo que resulta aritméticamente imposible.

Entonces, la respuesta es, sí, el Sr. Romney piensa que somos estúpidos.

Sin detalles próximos

Umm. Incluso en la derecha la gente se queja de que el Sr. Romney no esté aportando suficientes detalles de sus planes. Y he hablado con periodistas que están seguros que el Sr. Romney se verá forzado a decir más antes del día de las elecciones.

No, no dirá nada.

Tal vez pierda por falta de detalles, pero no dará ningún detalle por un motivo muy simple: sus propuestas no cuadran. Literalmente,  no puede hacer lo que dice que hará, principalmente recortar impuestos a los ricos sin elevar la carga impositiva de la clase media o elevar el déficit, así como tampoco puede proponer recortes al gasto tan cuantiosos, como afirma, sin afectar profundamente programas de los que depende la gente.

Por supuesto, otra forma de decirlo es que su plan presupuestal de hecho es un fraude.

¿Por qué haría algo así, exponiéndose a las críticas que enfrenta ahora? Bueno, ¿por qué motivo debió haber esperado este escrutinio? Paul Ryan, candidato a vicepresidente, ha estado moviéndose durante años con un supuesto plan fiscal construido en gran parte sobre asteriscos mágicos y logró que lo aclamaran como Valiente y Sincero. El Sr. Romney debe estar preguntándose por qué han cambiado las reglas.

Aparentemente, empero, las reglas han cambiado. Y dado que el Sr. Romney entró con el supuesto de que nunca le pedirían que explicara sus propuestas, ahora está en una posición donde no puede hacerlo.
 

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés