Analistas

Argentina: Quién dijo miedo?

GUARDAR

Hoy desde Viña del Mar, la Selección Colombia vuelve a un enfrentamiento descomunal, como el de los cuartos de final del año pasado en el Mundial Brasil 2014. El rival es favorito, tiene grandes figuras, ha sido dos veces campeón del mundo, y además tiene a Lionel Messi, que como lo señaló el propio James Rodríguez, es un jugador de otro planeta. La mayoría de los jugadores argentinos pasaron por las manos de Pekerman en alguna selección juvenil, pero los expertos señalan que a la realidad actual hoy eso no se convierte en ventaja. 

En enfrentamientos directos por Copa América, Colombia sólamente registra dos victorias sobre Argentina. La primera 2-1 en la definición del tercer puesto en Buenos Aires en 1987, contra el mismo equipo que llevaba un año estrenando el título de campeón del mundo de México 86. Ese día Maradona se tomó una foto con el gran Carlos Valderrama que quedó para la historia. La segunda victoria ocurrió en Paraguay 99, Colombia ganó 3-0 y ese día Martín Palermo desperdició 3 penales en el arco del fallecido Miguel Calero.El resto de la estadística corresponde a empates y victorias para ellos varias con estrepitosas goleadas. Por ejemplo en la Copa América de Chile 1945, que en esa época se llama Campeonato Sudamericano, Argentina nos goleó 9-1, y en 1957 en Lima perdimos 8-2. 

Las batallas en el fútbol contra los argentinos son de otra galaxia. Si no que lo digan los jugadores del Once Caldas que enfrentaron a Boca Juniors en la Final de la Copa Libertadores en 2004 y la ganaron en Manizales por penales. A nivel de selecciones nos enfrentamos cuatro veces en 1993, dos por eliminatoria y dos por Copa América 1993. Ese año empatamos en la Copa dos veces y en la eliminatoria les ganamos en Barranquilla y luego el inolvidable 0-5 en el partido definitivo. Desde el 93 inició una nueva rivalidad ya que ellos siempre han querido devolvernos los 5 goles. Hoy las cosas son bien diferentes. River Plate, el equipo emblemático de la capital cuenta con el colombiano Teófilo Gutiérrez como su goleador. Por décadas, desde la época del Dorado, centenares de jugadores argentinos inundaron a nuestros clubes. Nos enseñaron a jugar fútbol. Ahora estamos mano a mano.

La fórmula para neutralizar a Messi y sus amigos es sacarlos del partido mentalmente. De la misma forma como se hizo con Neymar frente a Brasil, a quien prácticamente no lo dejaron tocar el balón. Curiosamente quien deberá liderar el operativo, es uno de los pocos jugadores colombianos que aún no llega a un club europeo: Alexander Mejia. La oportunidad le llegó como a veces pasa en la vida, por casualidad. Los titulares Carlos Sánchez suspendido por dos amarillas y Edwin Valencia lesionado le abrieron el camino a lo que posiblemente puede ser el partido más importante de su carrera hasta ahora.

El ego de ese país está resquebrajado. La sociedad se ha venido deteriorando, a tal punto que hoy ve uno argentinos intentando huir de su pais y buscando desesperadamente sacar su dinero y bienes evadiendo los controles impuestos al sistema bancario y de divisas. La capital, Buenos Aires, se ha venido llenando de bandas de microtráfico y bandas criminales.Nada que ver con aquella romántica ciudad que se comparaba con las capitales europeas. Hoy dicen los que viven allá que da miedo salir en las noches en ciertos barrios. El Gobierno de Cristina Fernández no resiste un escándalo más. La deuda soberana del país entró nuevamente en default el año pasado. El ministro de finanzas argentino no quiere reconocer el pago de esos bonos llamados “chatarra”, enfrentándose directamente con el sistema financiero multilateral y mundial. La revista The Economist, y muchos economistas a nivel mundial no consideran “serios” las datos macroeconómicos oficiales. En la banca multilateral ya se habla de los argentinos como “truchos”, es decir, de poca palabra. Poca credibilidad y falta de seriedad que ellos mismos no aceptan. Ellos son los griegos de Sudamérica, solamente que aquí no hay comunidad de donde amenazarlos con retirar. 

Ojalá Mejía y los demás logren desestabilizar a los argentinos en la cancha. El ego es su talón de aquiles. Colombia tiene cómo ganar hoy en Viña del Mar.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés