Analistas

El éxito de Colombia visto desde las regiones

GUARDAR

Colombia continuamente está en búsqueda de nuevas oportunidades de desarrollo, y para hallarlas ha centrado gran parte de sus esfuerzos en generar mayor dinamismo y crecimiento de las economías de ciudades intermedias y microciudades. No en vano y de acuerdo con el Departamento Nacional de Planeación (DNP), en la aprobación al primer debate del presupuesto regional en las Comisiones Económicas, el monto pasó de tener 5,6% del PIB a 6% con $49,2 billones, y las iniciativas por cerrar las brechas en tecnología, infraestructura, empleo y educación, están apuntándole a la competitividad de estos lugares.

El interés de proyección de cada región nos lleva a pensar que las cosas pueden seguir evolucionando, a tal punto de desafiar fenómenos como el desempleo. En este sentido, Manizales es una referencia de éxito y la muestra de cómo una ciudad puede aumentar las oportunidades de trabajo para su gente, alineándose a objetivos específicos. Tal es el caso de su entrada a la industria de servicios y especialmente a la de Contact Center y BPO.  

De acuerdo con quienes han trabajando con los Consejos Regionales de Competitividad, los resultados positivos de Manizales se han dado como consecuencia del apoyo de entidades gubernamentales  y sobre todo de la apuesta del gobierno local que se preparó con tecnología, infraestructura y talento, convirtiendo a esta ciudad en un centro importante para la industria colombiana. Bajo esas condiciones, atrajo  la inversión de compañías españolas de Contact Center y BPO para que tuvieran allí sus operaciones, así como las tienen en Medellín, Cali y Barranquilla. Esta industria también tiene sedes en Ibagué, Pereira, Bucaramanga y Quibdó, y está entrando a Montería.

Es indispensable recordar y no olvidar para continuar trabajando en ello, que el nivel de conectividad ha sido determinante para incrementar el atractivo de inversión en estas ciudades, gracias al crecimiento continuo de su penetración en Colombia, que hasta el segundo trimestre de 2014 era del 19,6%. 

Hay mucho por aprovechar de nuestras regiones. La región Caribe es bastante atractiva por sus cinco puertos que están en capacidad de mover 55 millones de toneladas; la Andina, sigue siendo fuerte  con la innovación en  Medellín y es una fuente importante de trabajo gracias a la Zona Franca de Santander; y finalmente,  la Pacífica, es la región más costo eficiente para invertir según el Financial Times (2014).  Con la construcción de sus propias Zonas Francas, las regiones están generando avances  en temas comerciales más allá de un asunto de materias primas y equipo, lo cual crea una opción importante a las categorías de servicios para apoyar dentro del sector de BPO.

Tenemos un portafolio de ciudades que marcan un diferencial en Latinoamérica y debemos aprovecharlo. El  conjunto de cambios para volver más competitivas a las regiones ha logrado que las diferentes industrias ya no vean solo a la capital del país como alternativa de inversión, la cual sin duda sigue siendo un destino importante, sino que han abierto sus opciones a ciudades intermedias. El secreto está en apoyar su crecimiento para impulsar los indicadores que parecen preocupar tanto en este 2015: el PIB, el desempleo, la cifra de Inversión Extranjera Directa (IED), entre otros. 

Hay apetito por nuestro talento y recursos naturales,  de infraestructura y tecnológicos. La clave es aprovecharlo y crear una estrategia de Colombia como país de regiones, que el mundo vea las oportunidades y nos escoja como su mejor opción.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés