.
ALTA GERENCIA “México, Colombia y Perú son los países más dinámicos para estudiar un MBA”
martes, 20 de junio de 2017
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

¿Cómo ve el panorama de los estudios de MBA en el mundo?
El panorama está muy competitivo a nivel mundial. Hay muchos programas de finanzas, administración y negocios. En la Universidad de Miami empezamos a impartir maestrías de negocios en 1948. Esto nos ha ayudado a tener una reputación importante a nivel de educación. En países como Canadá, Alemania y Australia se ve mayor competitividad. Sin embargo, cada país está identificando esas necesidades para que los ejecutivos cursen los programas.

¿Cuál es el perfil para que un ejecutivo estudie un MBA?
Tenemos tres niveles de MBA: el tradicional, cuando el candidato tiene tres años de experiencia laboral; después tenemos para los profesionales que tienen de cuatro a seis años de experiencia laboral; y el último, en las maestrías premium, que son para los altos ejecutivos, se busca personas que lleven más de 10 años en los negocios. 

¿Cree que el factor económico es un limitante para que los directivos cursen programas ejecutivos?
En términos generales, los directivos no cursan un MBA por limitantes económicos. Sin embargo, en Colombia ya existen varias opciones de crédito con el Icetex para que los candidatos se den la oportunidad de cursar estudios en el exterior. En la Universidad de Miami hemos visto que las empresas, en muchas ocasiones, ayudan a financiar los programas.

En términos gerenciales, ¿cómo está Colombia frente a los países de la región? 
El desarrollo de la educación en Colombia ha sido importante. México, Colombia y Perú son los países más dinámicos a la hora de estudiar un posgrado en negocios. Los líderes colombianos son apasionados por el conocimiento global, pues hemos visto que tienen una capacidad muy alta para formar relaciones en el extranjero. 

¿Cuáles son las ciudades con mayor demanda de estudios de MBA en Colombia?
Sin duda, Bogotá y Medellín. De estas dos ciudades anualmente se postula una gran cantidad de candidatos y vemos que su rendimiento es bueno. En cuanto a las otras ciudades, aún falta que el Gobierno Nacional y las universidades locales promuevan los estudios en áreas como economía, negocios, administración y finanzas. 

¿Cómo contribuyen los estudios de MBA para el desarrollo empresarial en Colombia?
Abren nuevas fronteras y crean métodos de análisis efectivos. Estados Unidos, por ejemplo, cada vez recibe más colombianos para estudiar programas ejecutivos. Eso se debe a que los empresarios y los altos directivos entienden los beneficios y las ventajas de estudiar maestrías de este tipo.

¿Cómo el Gobierno Nacional podría incentivar a los estudiantes para que ingresen a una maestría de negocio? 
Es simple. El Gobierno debe entender que estamos en una economía de conocimiento. Si le apostamos a la educación, seguramente tendremos mayor calidad de vida. El Estado debe ofrecer las opciones de crédito para que los colombianos decidan estudiar en el extranjero. Desde la Universidad de Miami vemos que en los próximos años el panorama va a mejorar y Colombia será un país más educado. 

¿Cuál es el factor diferencial que ofrece una maestría de negocios y no de ciencias sociales?
Cuando se estudia un MBA se acelera el aprendizaje y el conocimiento. A través del trabajo hay que hacer muchas investigaciones, la ventaja de realizar una maestría de negocios es que se abren los diálogos y las reflexiones para solucionar problemas globales. Los profesores deben ser expertos en negocios. En mi concepto, creo que la dinámica de relacionarse con otros directivos crea experiencias conceptuales.

Estudios de posgrado en Colombia 

El más reciente informe del Observatorio Laboral para la Educación (que registra cifras hasta 2013) indicó que los posgrados en Colombia aumentan de forma significativa, pues, los graduados de maestrías subieron de 7.664 en 2011 a 10.453 en 2013; y los de doctorados presentaron un crecimiento de 19,2%, pues pasaron de 276 a 329. Además, en cuanto a los graduados con especialización, el reporte arrojó que los títulos de especialización disminuyeron pues pasaron de 63.072 en 2015 a 59.937 en 2016. Cabe señalar que este reporte corresponde a las universidades privadas del país.