Lunes, 29 de Mayo DE 2017
Ministro Cárdenas, sálgase de Coltel
Viernes , Mayo 19, 2017

El ministerio de Hacienda en cabeza de Mauricio Cárdenas no ha sido claro con el tema de la capitalización de Colombia Telecomunicaciones, esa extraña sociedad mixta que el Estado tiene con Telefónica de España y que fue el subproducto de la finada Telecom. La composición accionaria es simple: los españoles controlan con 67,5% de las acciones, mientras que el Estado colombiano se mantiene como minoritario con el restante 32,5%. La historia data de la fusión realizada en 2012 cuando los dos socios acordaron como fórmula de coexistencia societaria que los españoles se encargaban de pagar las cuotas del pasivo pensional de unos de 16.000 extrabajadores de Telecom. De manera audaz, Telefónica puso sobre el tapete la eventual causal de disolución de la llamada Coltel, alegando patrimonio negativo consecuencia de la tasa de cambio, la inflación alta y las normas Niif. Todas las anteriores razones entendibles desde la óptica corporativa, pero muy poco populares cuando afecta los escasos recursos públicos.

Las cuentas que hacen los españoles son las siguientes: Coltel debe pagar al patrimonio autónomo Parapat, más de $500.000 millones anuales, monto que representa 80% de la caja de la compañía; dicho monto sirve para pagar las deudas de Telecom y para fortalecer el patrimonio autónomo para el pago de los pensionados. El llamado Parapat tiene unos $4,4 billones y Telefónica le ha pedido al Estado que capitalicen la compañía mixta, los españoles pondrían  $3,2 billones y el Gobierno $1,2 billones. La operación es clave de cara a las aspiraciones de Telefónica para entrar a competir por la ETB y crecer inorgánicamente en el mercado colombiano donde es superada por Tigo y Claro en su orden. Así pues, sin líos financieros ni deudas, Coltel podría ser un buen jugador para quedarse con el negocio de las telecomunicaciones de Bogotá, esa es la lectura que hacen desde la competencia, pero desde la óptica política donde coinciden senadores de orillas opuestas como es el Polo y el Centro Democrático, no se puede seguir financiando compañías multinacionales con dinero de los impuestos. Justo ese es el punto que Cárdenas no ha podido explicarle a la gente. ¡Ministro Cárdenas: sálgase de Colombia Telecomunicaciones! Es absolutamente incoherente privatizar Isagen y apoyar la venta de la ETB, pero mantener las acciones del Estado en una empresa que necesita millonarios recursos para ser jugador en un sector que pide músculo financiero para poder crecer en los mercados, como es la televisión, los celulares y todo lo que tiene que ver con las nuevas tecnologías.

Todo esto ha puesto en tela de juicio el proyecto de adición presupuestal que se discute en el Congreso: el monto inicial era de $7,7 billones y ahora se habla de $9,3 billones. La Reforma Tributaria aportaría $6,2 billones y los rendimientos de empresas estatales unos $975.000 millones, cuentas claras y entendibles, pero la nube gris que se acerca es que una buena parte de esos recursos escasos se vayan para habilitar a Telefónica en su carrera por la ETB. Allí hay algo confuso que bien vale la pena se aclare para evitar desinformación en plena época electoral.

En conclusión: el Estado debe salir de Colombia Telecomunicaciones y si sus socios españoles quieren ser jugadores líderes en el mercado local son bienvenidos, y nada mejor que se queden con todas las acciones de Coltel.

Twitter LR

Twitter LR