Martes, 25 de Abril DE 2017
Jueves , Julio 14, 2016

“En Bogotá, 35% de las viviendas es vulnerable”

Miguel Pardo / LR
Bogotá_

Sensibilizar más a los constructores y a las grandes empresas del sector será uno de los ejes de la charla en la Gran Feria de la Capacitación que dará Juan Caballero, director de Build Change para Colombia, una organización que busca mejorar las condiciones de las viviendas vulnerables. En entrevista con LR, Caballero hizo un llamado de atención para que el sector privado se involucre más en esta conversación.

Cuerpo de la Noticia: 

¿Qué es Build Change?
Tenemos casi 14 años de existir. Empezamos a trabajar en Indonesia, después del tsunami en 2004. Nuestro fundador, que es un ingeniero en Estados Unidos, empezó a trabajar en la construcción informal, que es la que más se hace. La mayor parte de lo que se construye no es producto de un sector económico formal, sino de que la gente necesita una vivienda y la construye. Inclusive, si usted habla con los empresarios de cementos aquí en Colombia, la mayor parte se mueve en los sectores informales de las ciudades. 

¿Qué diagnóstico han hecho en el país?
Colombia y, gran parte de los países de la región, está expuesta a movimientos sísmicos, cosa que es natural y que ha sucedido siempre, con la diferencia de que en las décadas recientes el sector informal de la construcción ha crecido mucho en densificación y, en algunos casos, tenemos configuraciones urbanas bastante vulnerables. 

¿Qué ejemplos específicos han mirado?
En el caso de Bogotá: no está en una falla sísmica, como puede ser Chile, pero sí está en un territorio activo sísmicamente.  Eso hace que muchas de las edificaciones que se han hecho, cuando uno las analiza desde un punto de vista técnico, la mayor parte sea vulnerable a un evento sísmico. 

Y no necesariamente en los sectores más pobres. Hay barrios que se han edificado en tres o cinco niveles con materiales que no son los adecuados y con deficiencias estructurales muy evidentes. Ese es el problema que ataca la organización.

¿A qué se hace referencia con vivienda informal o vulnerable?
Vulnerables a diferentes tipos de amenazas. Es un tema, un poco de gestión del riesgo. Por construcción informal, se entiende las construcciones que no tienen licencia, que no tuvieron un diseño de un arquitecto o un ingeniero civil, sin ningún control técnico por parte de las autoridades municipales. 

Aparte de Bogotá, ¿qué otras ciudades tienen mayor vulnerabilidad?
Colombia tiene tres zonas sísmicas definidas en las normas de construcción. Bogotá está en la intermedia, pero tiene mucha densidad urbana informal. Cali está en la zona alta y podría tener una mayor exposición. Generalmente, la zona sur y la Costa Pacífica está un poco más expuesta a los movimientos sísmicos.

¿Hay un porcentaje de cuánta construcción en el país es vulnerable?
Es difícil, porque como es informal, la estadística es muy subjetiva. Lo que hemos visto que reporta el Idiger, en Bogotá, es que habla de un 30% o 35% de edificación vulnerable. En términos de informalidad, le podría decir que eso se incrementa muchísimo. Si uno toma zonas como Ciudad Bolívar o Bosa, fácilmente, podríamos hablar de que estamos arriba de 70%.

¿Cuáles son las soluciones que ustedes plantean?
La solución tiene componentes en tres áreas. No es una receta mágica. La más fácil sería destruir todo lo que está mal hecho y volver a hacerlo. Las entidades privadas compran zonas y las reconstruyen. Otra parte, y es la alternativa que vemos, es intervenir viviendas vulnerables junto con la gente para hacer procesos de reforzamiento antes de un sismo. Se puede salir a evaluar viviendas y determinas qué tipo de vulnerabilidad tienen.

¿Qué acciones lideran?
Los últimos dos años, trabajamos en un manual de reforzamiento de vivienda existente, basado en normas que vienen de Estados Unidos y en la experiencia del trabajo que hicimos en Haití. Ese manual lo trabajamos con el Ministerio de Vivienda  y está adaptado a las normas colombianas y a la construcción informal para poder ir a ver las viviendas y saber qué les hace falta. 

¿Cuál ha sido la reacción de las empresas constructoras?
Es un tema que poco se discute y está más presente en la mente de los especialistas. A nivel de empresa privada no se ha puesto en la palestra a discutirse de una forma clara. Se enfocan en introducir vivienda nueva. La empresa privada debe sentarse en la mesa y participar más activamente. 

La opinión

Alejandro Ruiz
Jefe de marca de Constructor
“La importancia que tiene la construcción en el país y sus trabajadores, como generadores de valor en la industria, ha llevado a la marca a hacer una apuesta por la formación”.

Para contactar al autor de esta nota:

Carlos Rodríguez Salcedo

crodriguez@larepublica.com.co

Editor de esta nota:
Tatiana Arango
tarango@larepublica.com.co
Noticias Relacionadas

Twitter LR

Twitter LR