Opinión

El emprendimiento y la innovación en la productividad de su empresa

Más aún, es fundamental reconocer el talento de sus colaboradores, porque este es el inicio de la gran revolución de la competitividad de su organización. 

Los emprendedores, caracterizados por ser personas líderes, creativas, que creen en sus capacidades y conocimientos, saben leer su realidad, determinan las necesidades de su sociedad y crean soluciones para las mismas; no esperan a que las cosas sucedan, simplemente hacen que el cambio que necesitan sea posible.

Luego de dicho reconocimiento, adhiera la creatividad y el emprendimiento a su identidad organizacional, esto generará un ambiente adecuado para la creación de una cultura donde las ideas circulen libremente, sean capaces de potenciar su productividad y aporten el valor diferencial de su empresa frente al resto del mercado. 

De igual manera, su junta directiva deberá ser la responsable de definir la innovación como una política de toda la organización la cual deberá ser planeada, ejecutada y evaluada. 

En la actualidad existen muchas empresas que a su interior tienen un departamento creativo encargado de darle ese plus a sus ideas de negocio. 

También, existen consultoras que asesoran en innovación a muchas compañías que impactan en una sociedad cada vez más exigente y con el preconcepto de que ya lo ha visto todo.

Otro de sus desafíos como alto directivo es ser capaz de movilizar a sus emprendedores hacia la toma de iniciativas, autoconfianza y empatía, características de los líderes por excelencia. 

Lo que quiere decir que se debe mostrar como un jefe flexible que confía en sus colaboradores, es participativo, democrático, paciente y que es capaz de dar retroalimentación constructiva a sus colaboradores cuando es necesario.

Cabe recalcar, que pese a que el mundo actual demanda ideas de negocio refrescantes, existen compañías que aún no se adaptan a este concepto, no capacitan a sus colaboradores, tampoco transforman sus habilidades, no ven más allá de sus acartonadas ideas y operan con estructuras organizacionales rígidas. 

Es aquí donde la innovación juega un papel importante pues con el dinamismo del mercado y los constantes cambios a los que las empresas se ven enfrentadas, es necesario abrir la mente a una estructura flexible y capaz de adaptarse al entorno para sobrevivir. 

De esta forma, no solo se alcanzarán niveles de productividad altos sino que se incentivará la creatividad y el emprendimiento en todos los niveles de la organización.

Finalmente, no olvide que como toda política organizacional, la innovación y el emprendimiento que usted aplique en su compañía tienen su costo económico, en investigación, infraestructura (herramientas tecnológicas) y en remuneración salarial para sus colaboradores, quienes seguramente se sentirán más dispuestos a dejar volar su imaginación con un peso más en su bolsillo.