.
RESPONSABILIDAD SOCIAL Integridad y comunicación, claves en Responsabilidad Social Empresarial
miércoles, 22 de octubre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Luis Fernando Cortés

Dentro de las prácticas de Responsabilidad Social, la de Gobierno Corporativo es una de las más importantes desde el punto de vista de competitividad y sostenibilidad en una organización. El buen Gobierno, hace a una empresa más confiable y atractiva para las instituciones financieras, los inversionistas de riesgo, fondos de capital privado y aseguradoras.

Es un requisito para listarse en bolsa, facilita el acceso a nuevos mercados y genera beneficios económicos directos representados en más altos retornos sobre el capital, márgenes de utilidad, así como mayores rendimientos y recompra de acciones.

En el momento de tomar la decisión sobre con quién hacer negocios, el contar con prácticas de Gobierno Corporativo juega un papel importante. Los mecanismos de gestión y control societarios efectivos que contribuyan a garantizar conductas éticas y la administración transparente de los recursos, influyen en la decisión de los inversionistas, consumidores y proveedores quienes prefieren relacionarse con una compañía en la que pueden confiar.

Sin embargo, un Código de Gobierno Corporativo, en sí mismo, no garantiza las buenas prácticas y no es suficiente para inclinar la balanza. La reputación se construye sobre la realidad y para que el Gobierno Corporativo exista, -a partir del marco normativo que da el código - y le aporte a la compañía en competitividad y sostenibilidad, es indispensable tener en cuenta dos factores críticos de éxito: la integridad y la comunicación. En este sentido, entendiéndose integridad, como la inclinación de un individuo u organización a hacer las cosas siempre bien, y como comunicación, la herramienta para construir relaciones de confianza con las audiencias.

En cuanto a la integridad, James Lukaszewski, consultor internacional en crisis, considera que “las fallas en los códigos de conducta, son precedidas por falta de integridad, porque la gerencia evitó actuar y decidir apropiadamente”. Señala que “es en la misma cultura de la gerencia donde yace la razón por la cual la integridad es evadida” e indica que dicha evasión comienza por la forma en cómo se enseñan los procesos de administración, donde lo único que interesa es aquello mensurable o cuantificable y donde solo los resultados factibles de medir, son incluidos en la compensación y reconocimiento.

Lukaszewski cree que es cuestión de los altos gerentes de la organización, dar ejemplo, promover y esperar integridad, como la única manera de hacer las cosas correctamente, en el menor tiempo posible, para evitar que las víctimas sigan siendo, por supuesto, los empleados, los accionistas y la sociedad.

En cuanto a la comunicación, si una compañía cuenta con un código de Gobierno Corporativo y con la integridad de la gerencia para su aplicación, debe asegurarse también de contar con los mecanismos apropiados para informar y retroalimentarse.

Es cierto entonces que “el buen Gobierno Corporativo está dado por una buena comunicación y las empresas deben ir más allá del mínimo requerimiento de divulgación mientras también fomentan una positiva interacción con su más poderosa audiencia: sus accionistas”, como lo afirma la experta en comunicación de Gobierno Corporativo, Jill Lyons, quien asegura además, que alcanzar la excelencia en la comunicación de los valores, estructuras y prácticas, permite a las corporaciones demostrar su compromiso al buen Gobierno Corporativo y construir relaciones más fuertes con sus inversionistas.

No basta con tener un código
Además de un código, de generar valores corporativos y establecer unas normas, los ingredientes de la integridad y la comunicación son clave para que el Gobierno Corporativo de una organización sea un factor de competitividad y sostenibilidad. Sin integridad no es viable el Gobierno Corporativo de una empresa. Sin buena comunicación, el proceso podría ser inocuo.

MÁS DE RESPONSABILIDAD SOCIAL

Industria 21/06/2021 Mary Kay donará $5.000 a la fundación Proyecto Guajira por cada brillo labial vendido

La compañía trabaja en su programa "El rosa cambia vidas" con el que busca ayudar a la adecuación del taller de tejedoras Walekerü

MÁS RESPONSABILIDAD SOCIAL