.
EDITORIAL Habrá tributaria entre consenso y contrarreformas
martes, 27 de abril de 2021

Empresarios y políticos han avanzado en sus propuestas y contrarreformas para llegar a un consenso que garantice mantener el grado de inversión y el pago de las deudas contraídas

Editorial

La reforma tributaria presentada por el Gobierno Nacional se encuentra en el punto donde ha querido que esté: hay un primer gran consenso entre gremios y políticos de que es necesaria por las deudas contraídas para financiar la crisis económica derivada de la pandemia y porque la situación fiscal del país ha atraído los reflectores de la banca multilateral y de las firmas calificadoras de riesgo. Ese primer consenso es la piedra angular sobre la cual se construirá la tercera tributaria de la administración Duque, que tratará de recaudar entre $10 billones y $15 billones, no los $23 billones que tenía como meta el MinHacienda en su proyecto radicado la semana pasada. Si se parte de ese par de consensos fundamentales (la necesidad de la medida y el monto mínimo), los demás acuerdos se debaten entre la solidaridad, la consciencia y el momento; lo primero, porque es necesario ayudar a quienes lo están pasando mal y necesitan ayuda gubernamental en un momento de crisis profunda; lo segundo, porque debe haber sentido común sobre la situación que atraviesan las empresas y las personas que siempre son los mismos que pagan impuestos, no se puede asfixiar a los generadores de empleo ni mucho menos a los consumidores. De allí se puede desprender el tercer consenso: ser consciente de que no es el mejor momento para poner impuestos, lo que es una suerte de contradicción, pues es imperativo lograr más recursos públicos, de lo contrario, las arcas nacionales entrarán en una espiral de estrés que retardará la llegada de la normalidad de crecimiento que se había experimentado en los últimos años. Hay suficiente ilustración sobre los tres consensos fundamentales: el qué, el cuánto y el cuándo, factores fundamentales para entrar en las preguntas más comprometedoras o vinculantes, que es el quiénes y nuevamente cuánto. Se necesitan recursos, pero no se puede cargar a los mismos de siempre: los empresarios y los asalariados. Por eso, es fundamental que haya un cuarto consenso, que es la ampliación de la base tributaria porque la renta que se paga en el país recae históricamente en empleados y empleadores, en medio de una de las informalidades más altas de la región y una cabalgante evasión. Técnicamente, no se puede decir que atacar la evasión es ampliar la base tributaria, pero sí tratar de que los informales paguen impuestos llevándolos a formalizarse, y una herramienta fundamental para lograrlo es la factura electrónica y el cruce de las bases de datos para que “el vivo no siga viviendo del bobo”.

Las contrarreformas que han presentado los partidos políticos y los gremios parten de esos consensos tácitos que no fueron bien argumentados por el Gobierno y que debieron ser la piedra angular de la discusión inicial; gran equivocación porque en una suerte de zanahoria y garrote se mostró primero el látigo que los beneficios. Lo otro es que, si hay acuerdo sobre pagar algunos impuestos solidarios temporales, haya un compromiso de que los nuevos tributos no se vuelvan permanentes como ha sucedido en otras ocasiones. El palo no está para hacer cucharas, ni para los contribuyentes que no pueden pagar más en este momento, ni para el Gobierno que está actuando de la manera más honesta con el país y está buscando la forma menos dolorosa de que Colombia no entre en una crisis sin precedentes.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 11/05/2021 No es azar que el mayor problema sea en el Pacífico

Unos $12 de cada $100 que produce Colombia salen del Valle y del Cauca, y si se suma Nariño, todo el sur occidente puede aportar $14, suena poco, pero se trata del futuro del Pacífico

Editorial 10/05/2021 Es el momento del periodismo constructivo

La velocidad de la información, la frenética fabricación de noticias falsas y el tradicional enfoque periodístico judicial y de orden público obligan una información constructiva

Editorial 08/05/2021 No se quieren enganchar a un trabajo estable

Otra herencia de la pandemia, la economía YOLO, “You Only Live Once” o “Solo se vive una vez”, se abre paso entre los jóvenes que ya entran en la tercera década de sus vidas

MÁS EDITORIAL