lunes, 1 de junio de 2020

Nada volverá a ser igual después de la pandemia, máxime ahora que se agita una confrontación que signará la economía de los próximos años y que afectará intereses de los países emergentes

EditorialLR

Mayo de 2020 cerró con una noticia más mala que la misma cuarentena para la economía mundial. El régimen del presidente chino, Xi Jinping, le ordenó al parlamento una nueva ley de seguridad estricta para Hong Kong que derriba el principio de “un país, dos sistemas” que había prevalecido desde que el territorio regresó a la soberanía china en 1997. Una estrategia muy agresiva que empieza a abrir heridas que durarán varios años en cicatrizarse, si es que eso sucede.

A renglón seguido, Donald Trump decidió iniciar un proceso para eliminar el tratamiento comercial especial del que goza Hong Kong, en respuesta a los planes de China de imponer su nueva legislación de seguridad en el territorio.

Y al mismo tiempo, le pidió explicaciones por su responsabilidad en el origen del covid-19 y su manipulación de información durante la pandemia, acción bien polémica que acompañó con el retiro definitivo de Estados Unidos de la Organización Mundial de la Salud, OMS, institución de las Naciones Unidas que ha tenido un papel muy polémico y discreto, no solo antes y durante la pandemia, sino en años anteriores. Que se dedicó más a temas superfluos (como el exceso de calorías en la población) que a prevenir nuevos virus.

Trump no se ha quedado corto y creó un grupo de trabajo para analizar las empresas chinas que operan en Wall Street, lo que podría implicar que algunas compañías dejen de cotizar, acción que se convertiría en un golpe a los mercados asiáticos con claras consecuencias globales que solo se medirán bien entrado el segundo semestre del año, que todos los indicadores empiezan a pintar como un “annus horribilis”.

En el otro frente de batalla de Estados Unidos, la OMS, dejará de aportar US$500 millones anuales que equivalen a 15% del presupuesto del organismo; por ahora, esos fondos están congelados hasta que las cosas empiecen a normalizarse, si es que eso sucede.

Se vienen años de una nueva guerra fría, ahora entre chinos y estadounidenses, y ambos empiezan a jugar en una suerte de tablero de ajedrez moviendo sus fichas geopolíticas. El gobierno chino ha emprendido un ambicioso programa de entrega de suministros a países de todo el mundo para combatir la pandemia, mientras que Estados Unidos decidió suspender los viajes aéreos desde Europa y prohibir el ingreso a su territorio de individuos de distintas nacionalidades; dos estrategias bien distintas que van a tener repercusiones en el comercio global.

El advenimiento de una nueva guerra fría es una clara consecuencia de la pandemia y de sus orígenes que afectará a países que le han apostado a tener a China como su primer socio comercial, es el caso en la región de Chile y Brasil que le han vuelto la espalda comercial a Estados Unidos y han hecho del país asiático su aliado.

No se sabe qué pasará con estas economías si arrecia el conflicto que ya había tenido su primer capítulo con la guerra arancelaria. Todo está dispuesto para que se convierta en una pugna que no terminará pronto y que pueda enseñar un sendero distinto en la hegemonía mundial. El crecimiento de China como segundo motor de la economía mundial ha sido enorme y en muy pocos años, su influencia en la región ha aumentado a cualquier precio, al punto que solo fueron empresas públicas chinas las que le apostaron ha hacer el metro de Bogotá, que ojalá no se quede nuevamente en un “cuento chino”.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 25/09/2020 El salto digital de la pandemia no se puede perder

Si algo bueno va dejando la pandemia con sus cuarentenas a bordo es la aceleración de la transformación digital de las empresas, que no se debe ralentizar en los próximos meses

Editorial 24/09/2020 Todo comienza con la confianza comercial

El Índice de Confianza Comercial se ubicó en 13,8% por primera vez en seis meses, lo que señala el camino de una recuperación, pero hay que traducir el dato en realidad económica

Editorial 23/09/2020 Camino certero para cuando haya vacuna

El Acuerdo Covax para la adquisición de una eventual vacuna contra el covid-19 es una de las movidas estratégicas más importantes del Gobierno que hacen ver la luz al final del túnel

MÁS EDITORIAL