viernes, 6 de noviembre de 2020

El Gobierno y los comerciantes han puesto toda la carne en el asador a pocas semanas de las fiestas de fin de año, en medio de un optimista repunte de la confianza que gana terreno

EditorialLR

Con el objetivo de dispersar las tradicionales aglomeraciones de diciembre, el Gobierno Nacional y los comerciantes buscan adelantar las compras navideñas para noviembre, de tal manera que las personas puedan hacer sus vueltas sin mayores traumatismos, una campaña sensata, muy preventiva que ojalá funcione porque choca con el inconveniente de que las personas siempre dejan para última hora las compras de regalos que van atadas a los pagos de primas y quincenas.

Entrar en modo decembrino en los primeros días de noviembre puede ser una salida sensata, al mismo tiempo que preocupante, en un mes que amenaza con traer rebrotes de coronavirus en todas las grandes ciudades. Lo cierto es que este año se debe cerrar con todas sus vicisitudes con que llegó, pues no hay otra manera de enfrentar la cruda realidad y lo único que funciona es hacer un llamado al cuidado individual y a respetar las normas y recomendaciones.

En ese orden de ideas y de buenas intenciones se realizará el último día sin IVA del año que empezará a la media noche del 21 de noviembre y que espera mover $5,4 billones en ventas. Los anteriores días movieron $5,1 y $4,4 billones para un total proyectado muy cercano a los $15 billones, una importante cifra en un año muy malo.

Es importante resaltar que se suspendió la venta presencial de televisores, computadores y equipos de comunicaciones en las grandes superficies, para este 21 de noviembre y se incentivarán las ventas virtuales como mecanismo de prevención contra los contagios.

El comercio digital ha crecido de manera importante durante la pandemia, solo para citar que el pasado viernes 3 de julio -segundo día sin IVA- se dio el mayor número de transacciones en internet (más de un millón) con compras que superaron $330.000 millones, comprobando que el e-commerce crece en Colombia, convirtiéndose no solo en una alternativa, sino en un canal real de ventas otrora sin desarrollarse por los empresarios en el mercado local.

Si al último día sin IVA y a las expectativas que esta actividad genera, se suma el evidente repunte del Índice de Confianza al Consumidor, se tendrá que el cierre del año será mucho mejor que los meses anteriores, pero aún muy distante que lo sucedido en años anteriores.

Según la Encuesta de Opinión del Consumidor de octubre, realizada por Fedesarrollo, el Índice de Confianza de los Consumidores colombianos registró un balance de -18,6%, valor que representa un incremento o recuperación de 3 puntos porcentuales frente al mes anterior (septiembre), cuando se ubicó en -21,6%. El incremento se explica por un aumento en el Índice de Condiciones Económicas (-47,3%) que compensó la caída en el Índice de Expectativas del Consumidor.

Es un termómetro que mide las expectativas de los hogares dentro de un año y la percepción de los consumidores acerca de la situación económica actual; elementos claves para mirar las expectativas y las condiciones económicas de los consumidores.

La disposición de los consumidores a comprar bienes durables se ubicó en -53,2%, resultado que representa un incremento de 6,5 pps relativo al balance registrado en el tercer trimestre de 2020. Hay elementos que permiten ser optimistas sobre el cierre del año y quizá hay bases para esperar que la caída del PIB no supere 7%, cifra que sería aún buena en un entorno muy malo.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 01/12/2020 La recuperación rápida es viable y ya se observa

El último trimestre del año se ha convertido en un gran aliado para una rápida recuperación, generando empleos y disminuyendo la caída de una economía en recesión desde marzo pasado

Editorial 30/11/2020 Faltan $122.197 para ajustar el $1 millón

La discusión del salario mínimo es obsoleta y parte de reglas anacrónicas acordadas en otro momento de la economía, aún se le rehúye al análisis basado en generar más empleo

Editorial 28/11/2020 ¿Y si Maradona hubiese sido un banquero central?

La tesis de King sobre los goles de Maradona, de la que mucho se habla por estos días, reflexiona sobre lo apropiado de mantener la línea recta en las decisiones monetarias

MÁS EDITORIAL