.
EDITORIAL Con el Plan Colombia se recuperó la dignidad
martes, 2 de febrero de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Con El plan colombia se enfrentaban los graves problemas de orden público, pero era un plan de largo plazo con propuestas en distintas áreas.

 

A finales de la década del 90, Colombia enfrentaba uno de sus peores momentos de la historia reciente y los colombianos habíamos caído en lo más bajo de ánimo, como consecuencia del poder destructor del narcotráfico y el avance desbordado de los grupos armados que encontraron en el dinero mal habido su fuente principal de operación, sumada la extorsión y el secuestro. Pero no solo eso: la política antidrogas estaba descertificada internacionalmente, el mandatario saliente enfrentaba escándalos por uso de dineros sucios en la campaña y el gobierno de Estados Unidos le había retirado la visa para ingresar a ese país. Como complemento no menos grave, la economía entró en recesión.

Se requería recuperar la dignidad y el esfuerzo debía trascender las fronteras. Con gran visión, Andrés Pastrana lo planteó en el mismo discurso de posesión en agosto de 1998: Colombia necesitaba algo similar al Plan Marshall en tiempos de la posguerra. Así nació el Plan Colombia, que hizo parte fundamental del plan de desarrollo de la administración “Cambio para construir la paz”. No fue solo una estrategia para enfrentar los graves problemas de orden público, sino que era un plan de largo plazo con propuestas en distintas áreas: proceso de paz, defensa de los derechos humanos y la democracia, reformas al sistema legal, desarrollo y ajuste económicos, cambio social y participación ciudadana. Y desde el comienzo -como no siempre ocurre- con las fuentes de recursos para llevarlo a la realidad. 

El Gobierno respetó las voces críticas que se oponían y desprestigiaban el Plan, como la del máximo vocero del Partido Liberal quién dijo que el Plan llevaría a Colombia hacia otro Vietnam o la de un exmandatario que aseguró que era la fórmula para extender la guerra interna hacia otros países de la región y un connotado columnista escribió: “Colombia ha pasado oficialmente a ser gobernada desde Washington”.

El Plan Colombia fue un esfuerzo que merece ser reconocido al gobierno de Pastrana y en el que participaron un grupo de colombianos, con la coordinación entre la Cancillería y la embajada en Washington. Al final de la administración, se entregaron unas Fuerzas Armadas dotadas y modernas con capacidad de enfrentar la ofensiva del crimen organizado y la subversión. Eso permitió que el siguiente Gobierno implementara una estrategia de seguridad amplia y que ahora el país esté ad portas de alcanzar un acuerdo con las Farc. 

La experiencia del Plan Colombia es un activo importante, no solo por los evidentes resultados alcanzados, que serán celebrados este jueves en Washington, sino porque es una demostración que se puede tener una visión de largo plazo para enfrentar los grandes problemas y que puede trascender la coyuntura política y mediática. Un ejemplo de un plan dinámico producto de una gran visión de Estado hace 15 años.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 22/06/2021 Casi toda la responsabilidad social se olvida

Las empresas hacen un montón de cosas que nadie ve, más allá de pagar impuestos y generar empleo formal, muchas transforman sus comunidades devolviendo utilidad social

Editorial 21/06/2021 Todo el mundo quiere “comer” empresarios

Algunos Congresistas, sindicatos, desempleados, gobernantes y la competencia misma, tienen en jaque o, por lo menos, acosada la actividad empresarial, que es peligroso para la economía

EDITORIAL 19/06/2021 Algunos congresistas irresponsables

La legislatura que termina se ensaña contra la actividad empresarial e iniciativas como jornada laboral, etiquetas y licencias tienen un costo que perjudica los nuevos empleos

MÁS EDITORIAL