.
EDITORIAL Calentamiento, tema electoral para no olvidar
martes, 10 de agosto de 2021

Quienes quieran ser senadores, representantes y presidentes deberán exponer sus propuestas ambientales, en un país que no asume una ruta clara que lo proteja ante el cambio climático

LR

Colombia es un país cada vez más urbano: cerca de 74 de cada 100 personas viven en las grandes ciudades, mientras que los otros 26, con tendencia a la baja, aún permanecen en las áreas rurales. De los casi 50 millones de habitantes, 11 millones permanecen en las zonas rurales, según cifras del Departamento Administrativo de Estadística (Dane) originadas en los hallazgos del último censo de 2018. Estimaciones del Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía hablan de que, en 2050, solo 13% de los colombianos seguirá haciéndolo, una tendencia que se ha acelerado en los últimos años y seguramente, en la quinta década del siglo XXI, llevará a que menos de 10 cada 100 personas vivan en el campo.

El despoblamiento de las áreas rurales es un hecho global que se ha acentuado en los mercados emergentes y en las economías de frontera, no solo por las oportunidades que las ciudades les brindan a los jóvenes, como mejor educación, más trabajo, buenos salarios y tecnología, sino también por las dificultades que tienen los estados para garantizar mejor calidad en la satisfacción de necesidades básicas en el campo.

Construir colegios en buenas condiciones, dotarlos de profesores idóneos, levantar clínicas, pavimentar vías, hacer acueductos e incentivar inversionistas para que instalen sus plantas e industrias en las áreas rurales, es bien complicado, más aún cuando el tema de la seguridad no brinda las garantías para desarrollar polos de crecimiento.

Colombia debe copiar lo que hicieron los países desarrollados, y otros casos exitosos en la región, y afinar sus planes de desarrollo en los 1.103 municipios para que identifiquen zonas semiurbanas que les brinden bienestar y mejor futuro a los jóvenes. Esas zonas deben tener un norte superior basado en estudios climatológicos y ambientales; no es viable, por ejemplo, que los páramos sigan siendo explotados por los cultivadores de papa y otros productos de alta montaña, ni la destrucción de esas fábricas de agua por el pastoreo de ganados.

Los planes de desarrollo de los tres niveles, local, regional y nacional, deben tener un eje central ambiental en función de evitar el calentamiento global. Incendios, inundaciones, desaparición de cultivos, monopolización en la producción de alimentos, escasez de agua y especialización productiva de los países, obligan a que quienes quieran ser senadores, representantes y presidentes, tengan una hoja de ruta clara, seductora y real sobre el cambio climático.

Los gases invernadero han elevado la temperatura media global en cerca de 1,1°C por encima del promedio de finales del siglo XIX, el nivel de los mares ha subido 20 centímetros desde 1901 y la temperatura mundial podría aumentar 1,5ºC en los próximos 20 años. El Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas presentó su último informe, para tenerlo en cuenta, sobre el estado de la ciencia climática global: una auténtica bitácora sobre lo que se deberá hacer en los próximos años en la que más de 200 autores agruparon 14.000 estudios en una suerte de “resumen para los responsables de la formulación de políticas”.

No se puede desconocer que la última década fue la más calurosa en 125.000 años, y cada vez más ciudadanos deben ser conscientes de que la Colombia que se construya de aquí a 2030 será la base del futuro de sus gentes.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 25/09/2021 El presupuesto no es ley de leyes donde todo cabe

La corte debe estar atenta porque el ministerio de Hacienda convirtió el presupuesto en una súper ley a la que le cabe de todo como refor-mar pensiones y acabar garantías políticas

Editorial 24/09/2021 Borrar con el codo lo que se hace con la mano

Luego de haber sacado con gran probidad la reforma tributaria por más de $15 billones, yerra el MinHacienda al pretender cargar el erario con traslados pensionales exprés

Editorial 23/09/2021 Las cosas que marchitan el sistema pensional

Los fondos privados pueden quejarse de que no hay muchas condiciones para competirle a Colpensiones luego de que el Gobierno apoyara cambiar de regímenes en el presupuesto de 2022

MÁS EDITORIAL