.
ANALISTAS Explicaciones pedidas y necesarias
jueves, 27 de junio de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Con cara gana usted y con sello pierdo yo. Eso es lo que parece suceder ahora con la caída en los mercados de acciones locales de América Latina y mercados emergentes por la “recuperación” económica en Estados Unidos. 

 
Así no hay bola de cristal que valga para saber hacia dónde apuntarían las mejores inversiones en este mar de volatilidad ante las bruscas caídas en los mercados de acciones y commodities como el petróleo y los metales, por ejemplo. 
 
Esta semana, según los analistas, las bolsas de los emergentes se movieron con números rojos por el supuesto aceleramiento en la mejoría de los indicadores económicos en la potencia económica del norte. ¿Quién entiende eso? El rojo, hace poco era porque ¡esa economía iba mal!
 
Una situación similar de pérdidas fue la que se registró cuando por causa de la crisis financiera global, la economía de Estados Unidos arrastraba al mundo en picada. ¡A mí que me explique bien clarito!, Perdíamos porque Estados Unidos iba mal y ahora vamos mal, porque Estados Unidos mejora, ¡qué tal!
 
La bola de cristal de ninguna adivina se vía bien esta semana, si es que se pudiera creer en ciertas prácticas, cuando se evaluaron las proyecciones económicas al alza de Estados Unidos. 
 
Lo peor es que los números en rojos que mantuvieron con los pelos de punta a los inversionistas de la región venían con la excusa de que Estados Unidos se recupera, aunque lentamente y que China empieza el pelar el cobre como gran comprador de exportaciones latinoamericanas, por la caída en su producción y una inminente restricción interna de crédito.
 
Ahora entonces necesitamos encontrar quién nos explique todos estos años de pérdidas y zozobra que según los medios se debían a que, precisamente, la primera potencia del mundo económico estaba en crisis, con problemas de liquidez y crediticio que contagió a ricos y pobres en todo el planeta.
 
La Bolsa de Valores de Colombia, BVC, junto con el famoso Bovespa de Brasil y seguida por Chile, estuvo en el ranking de las mayores pérdidas acumuladas esta semana. Sólo para el primer semestre de 2013, la BVC, podría cerrar con pérdidas superiores al 15%. Porcentajes que no suenan bien.
 
Según la Asobancaria, también los TES vienen de capa caída con retrocesos hasta de $11 billones, una cifra que podría subir según se presenten los movimientos de la FED. Que parece proclive a dejar suelto el sistema y reducir los estímulos financieros.
 
La inquietud por la restricción del crédito en China y la eventualidad de que la Reserva Federal de Estados Unidos reduzca el estímulo monetario a la economía nacional hace prever que la FED ya siente que el crecimiento económico es confiable y es hora de despegar las tasas de casi cero que las tiene y así los mercados locales irían en declive.
 
El Banco Central de China está en aprietos y pidió a los bancos controlar la expansión del crédito, es decir que puede que haya menos platica para hacer negocios o el consumo.
 
En cambio el petróleo de Texas se mantuvo a la baja por los US$93 dólares el barril, mientras que el oro descendía a US$1.284 la onza y el euro perdía valor frente al dólar. 
 
En fin que nos expliquen a inversionistas y agentes del mercado, porque con todas las fichas parecemos perder, porque llevamos años diciendo que si Estados Unidos se recupera, nosotros también, pero ahora los números dicen otra cosa. Entonces ¿a qué santo nos pegamos?
 

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA