El Gobierno británico aprobó la suma luego de considerar que las artes generan casi 100.000 empleos

Joaquín M. López B.

Reio Unido acaba de aprobar uno de los fondos para las industrias culturales y creativas más amplios que se hayan hecho a nivel mundial en medio de la crisis del covid-19. Bajo la premisa de que fue el primer sector en cerrar y seguramente será el último en abrir, se destinarán 1.570 millones de libras (casi US$2.000 millones) los cuales tendrán como objetivo la liquidez para empresas de conciertos, apoyos para los generadores de contenido, y cubrir la cadena que hace parte de las artes.

Y es que solamente los festivales musicales en Reino Unido representan para ese país más de US$2.000 millones al año, lo que quiere decir que el fondo cubriría gran parte de esos ingresos que se dejaron de percibir por la pandemia y porque según el parlamente "no se pueden llevar al cierre o extinción en su mejor momento".

De otro lado, las artes en Reino Unido tienen una generación de 100.000 puestos formales, una de las tasas más altas a nivel mundial en la industria del entretenimiento, por lo que se espera que esos fondos también tengan como objetivo este tipo de personas damnificadas.

La presión de los artistas
Hace unos días más de 1.500 artistas emitieron un pedido urgente de apoyo del gobierno del Reino Unido para un sector que sumando impuestos y toda la cadena de las artes, anualmente pesa 4.500 millones de libras (US$5.600 millones) a la economía del país, y actualmente está paralizado.

La campaña se ejecutó bajo el hashtag #LetTheMusicPlay y fue firmada conjuntamente por Ed Sheeran, Iron Maiden, The Rolling Stones, Dua Lipa, Sir Paul McCartney, Skepta, Rita Ora, Coldplay, Dame Shirley Bassey, Eric Clapton, Annie Lennox, Sam Smith, Sir Rod Stewart, Liam Gallagher, Florence + the Machine, George Ezra, Depeche Mode, Lewis Capaldi y Little Mix, por nombrar solo algunos.